Con la aprobación por parte de tres gremios de la propuesta del Gobierno bonaerense para diciembre, finalmente se logró cerrar el acuerdo paritario con los trabajadores estatales provinciales correspondiente al año 2020.

La oferta tuvo el visto bueno de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (Feggepba), que representan a los empleados enrolados en la ley 10.430 (administración pública). Consiste en el pago de un bono de $4.000 en dos cuotas de $2.000 (enero y febrero) para los salarios de menos $35.000; el traslado al salario básico de unos 750 pesos de los 4.000 no bonificables pagados en los primeros meses del año pasado y parte del presentismo, y se le agrega un 1% sobre el básico.

 

La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, encabezó la reunión paritaria con los titulares de los gremios, durante la cual se analizó además "la posibilidad de avanzar en marzo próximo en un Convenio Colectivo de Trabajo que regule la mayor cantidad posible de institutos", indicó una fuente gubernamental. Agregó que "también se acordó volver a reunirse en febrero próximo y seguir discutiendo con algunos sectores algunas cuestiones que hacen en la calidad del salario".

Conformidad sindical

Desde el lado sindical, Oscar de Isasi ,secretario general de ATE, indicó que "aceptamos la nueva oferta que supone un aumento promedio anualizado 2020 del 38,7%, con lo que cumplimos con el objetivo que el aumento esté por encima de la proyección inflacionaria". Agregó que "para sectores como Enfermería se trata de un aumento promedio de 44,6, y para un hospitalario de 44,4%".

De Isasi detalló que la oferta incluye "un aumento de 750 pesos al básico, que se sacan 650 de ellos de la bonificación de 4.000 pesos y los otros 50 pesos del presentismo, que se reduce muchísimo, ya que antes te descontaban por licencia por enfermedad, por familiar a cargo, por donación de sangre y eso ya no se descuenta".

Por su parte, el secretario gremial de UPCN, Diego Retola, destacó que "en un año difícil de pandemia nunca se dejaron de pagar sueldos y adicionales, se trabajó en la recomposición de los salarios de 2019, hubo recategorizaciones y titularizaciones de jefes de Departamentos que no hacze a lo salarial pero interesa a los trabajadores y se pudieron lograr". Coincidió asimismo en destacar que "la mayoría de los trabajadores quedó por arriba de la inflación".

Ver comentarios