"Los precios de Argentina podrían bajar rápidamente, dice un hombre que no los pudo domar", tíltuló la agencia Bloomberg un artículo sobre las declaraciones del ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Sobre su gestión reconoció que "quizá bajé un poco la guardia a finales de 2017. Pensé que la economía iba bien, que el proceso de desinflación iba bien", y dijo que el cambio de las metas de inflación anunciado por Marcos Peña el 28 de diciembre de 2017 fue clave para la debacle: "El impacto en nuestra credibilidad fue más como un shock permanente".

"El proceso de desinflación será sustancial, rápido y más fuerte de lo que se espera, podría llegar a fin de año con una tasa mensual del 1%, si se mantiene la actual política monetaria", adelantó Sturzenegger, en Nueva York.