Finalizada la votación en el Senado en favor del "no" a la despenalización del aborto, luego de levantar la sesión, la vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti festejó el resultado con un contundente y efusivo "¡vamos, todavía!".



Sin embargo, no fue el único desliz, la única "perlita" de la presidenta del Senado durante el debate. Previamente, insultó al legislador radical  Luis Naidenoff. "Es un pelotudo. Que no rompa las pelotas", pronunció, sin darse cuenta de que el micrófono estaba abierto...