Durante la conferencia de prensa que dio este miércoles en Olivos, el presidente Mauricio Macri evitó cualquier tipo de confrontación con la diputada Elisa Carrió, aunque ratificó la necesidad de abrir del debate del aborto libre, seguro, legal y gratuito en el Congreso porque es un "camino de crecimiento".

"Pienso que lo importante es valorar lo que estamos logrando: algo que era tabú, que no se podía hablar, lo estamos debatiendo como corresponde. Quiero reiterar que el camino del debate tiene que ser en el marco del respeto, de escuchar al otro y entender la diversidad de opiniones y visiones. Y espero que termine de esa manera”, aclaró el mandatario.

Al ser consultado por las declaraciones de la líder de la Coalición Cívica sobre la despenalización del aborto, Macri afirmó "Yo abrí el debate porque creo que la Argentina tiene que hacerlo, es un camino hacia el crecimiento de ejercer nuestras libertades con responsabilidad”. "Creo que estos debates enriquecen y no les tenemos que tener miedo", agregó.

Carrió había contado que Macri habilitó el debate porque le habían informado "erróneamente" que el proyecto no tenía chances de ser aprobado en Diputados y que el no iba a ganar "por amplia mayoría"