A casi dos años de iniciada la pandemia del SaRS-CoV-2 un sinfín de dudas continúan girando en torno al Covid-19, sobre todo en lo respectivo a la aplicación de las vacunas y sus posibles reacciones en el organismo. En el caso de las mujeres, se suman algunas relacionadas a salud reproductiva, ciclos menstruales, lactancia, embarazos, y trombos.

La Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil (SAGIJ) identificó que, a partir de la apertura de la vacunación en adolescentes y gente joven, muchos profesionales notaron un estallido en sus celulares y casillas de mail con preguntas como por ejemplo: "¿Si tomo anticonceptivo, si estoy buscando embarazo o si estoy embarazada puedo aplicarme la vacuna?".

Para muchas de esas consultas hay respuesta, pero para otras no, al tratarse de nuevas vacunas y virus. Es por eso que organizaciones de salud, instituciones médicas y las propias agencias comercializadoras están trabajando en evidencia científica para recabar datos y así poder esclarecer los interrogantes más frecuentes entre los pacientes.

 

¿La vacunación puede alterar el ciclo menstrual?

Una gran parte de las consultas se dan por el tema de la asociación de trastornos del ciclo post vacunación. En muchos casos, tras recibir una dosis, la menstruación de algunas mujeres está cambiando, con ciclos y síntomas diferentes.

Durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se pudo ver la ruptura de rutinas, la adquisición de nuevos hábitos o empeoramiento de los que ya se venían teniendo. Como consecuencia de esto, se vieron en la consulta médica cambios como aumento de peso, cronodisrrupción -alteración mantenida- de la higiene, del sueño y las rutinas alimentarias, depresión, angustia, estrés, entre otros factores que también pueden influir negativamente en la calidad y cantidad de la menstruación.

Estos aspectos generan un sesgo a la hora de afirmar o no si el Covid o la vacuna tienen responsabilidad sobre el ciclo menstrual, signo vital para toda mujer en edad fértil que no utiliza método anticonceptivo de larga duración.

En muchos casos, tras recibir una dosis, la menstruación de algunas mujeres está cambiando, con ciclos y síntomas diferentes.

“Desde SAGIJ estamos realizando una encuesta sobre este tema, y el Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) de Estados Unidos está convocando, también, a realizar estudios comparativos en las mujeres vacunadas y las no vacunadas, para tener seriedad y justificación científica al momento de dar respuesta a esta consulta”, destacó la Dra. Viviana Cramer (MN:76.072), presidente de la SAGIJ.

¿Qué efectos adversos puede provocar la vacuna?

Uno de los efectos adversos a tener en cuenta en las mujeres, es el aumento del tamaño de los ganglios axilares del lado que se aplicó la vacuna, aspecto que se pudo ver en especial con la vacuna de Moderna.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. refiere al aumento de tamaño de los ganglios de la axila a la palpación en el lado de la vacuna como el segundo efecto adverso local más frecuente. Si bien este síntoma no debe causar preocupación, en el caso de que el aumento del tamaño de los ganglios persista más de 6 semanas, será necesario consultar al profesional.

Muchas embarazadas manifiestan dudas a los profesionales antes de vacunarse.

Se recomienda -al realizar los estudios de rutina como mamografía y ecografía mamaria- comunicar el antecedente de la vacunación para facilitar la compresión de los hallazgos en las imágenes.

¿Al momento de aplicarme la vacuna importa la marca?

La respuesta es no. Los distintos consensos de sociedades científicas nacionales -como los de SAGIJ, AMADA, SOGIBA- e internacionales -como ESC, NASPAG, FIGO- consideraron que es mayor el beneficio que el perjuicio sobre la persona. Solo deben consultar con su médica o médico aquellas pacientes que tienen preexistencia de enfermedades o patologías que estén asociadas con predisposición de tromboembolismo, ya que, según diversas publicaciones, la vacuna de Johnson & Johnson y AstraZeneca presentaron eventos mínimos durante la fase 3 de investigación, que se considerarán hasta nuevos reportes.

¿Si estoy lactando me puedo vacunar?

No se recomienda interrumpir la lactancia en madres vacunadas.

Las embarazadas pueden y deben vacunarse para prevenir el contagio de Covid-19.

¿Qué pasa si estoy embarazada?

Con respecto a las pacientes embarazadas, a la fecha no existe contraindicación para recibir las vacunas disponibles en nuestro país. Sin embargo, se podrá ofrecer como primera opción una vacuna diferente a AstraZeneca/COVISHIELD por el riesgo de trombosis.

"No es necesario realizarse un test de embarazo previo a recibir la vacuna y no causa abortos espontáneos, pero si se recomienda evitar el embarazo dentro de las 4 semanas post vacunación por el manejo de los efectos adversos y que haya impacto inmunológico", aclaró la Dra. Vanina Drappa (M.N. 111.071), médica certificada en Ginecología Infanto Juvenil, miembro de la comisión directiva de la SAGIJ.  

"Es importante que niñas, adolescentes y mujeres vuelvan a sus controles médicos para evacuar todas sus dudas respecto a la vacunación preventiva contra el COVID, pero también para la búsqueda del método anticonceptivo, la realización de los chequeos anuales y la recuperación del tiempo perdido de tratamientos durante la pandemia", añadió la especialista.

Ver comentarios