El veganismo es un estilo de vida que promueve el respeto a los animales, lo que implica no usar ni consumir productos obtenidos de su explotación. A menudo se relaciona con el hecho de dejar de comer carne pero, lo cierto, es que va más allá, fomentando decisiones nutricionales respetuosas con el mundo animal y el medio ambiente.

Esta tendencia alimenticia ha ido ganando popularidad no solo a nivel mundial sino también en Argentina, ya que el 12% de la población es vegana o vegetariana, es decir más de 5.000.000 de personas.

Sin embargo, existen diferentes estilos de dietas enfocadas en un menú libre de derivados animales que, pese a no gozar de la misma popularidad, suman cada día más adeptos. Te contamos cuáles son.

 

  • Vegetarianismo: es la tendencia más antigua y probablemente la más extendida. Es una práctica alimentaria basada en el consumo de vegetales y nada de carne ni pescado. Dentro de este régimen alimenticio hay variantes en función de los alimentos que completen la dieta.
  • Lactovegetarianismo: abarca a las personas que eliminan de la dieta, además de la carne y el pescado, los huevos, pero no los lácteos y sus derivados.
  • Ovovegetarianismo: a la inversa que en la acepción anterior, este término se refiere a aquellas personas que no consumen, además de ni carne ni pescado, productos lácteos ni derivados, pero sí incluyen en su rutina alimenticia el huevo.
  • Ovolactovegetarianismo: en esta etiqueta, se incluye aquel que incorpora a la dieta tanto huevos como lácteos u otros alimentos vegetales como cereales o legumbres. Ciertamente, es la variación del vegetarianismo menos restrictiva y más común en Occidente. Muchas de las personas que dicen ser vegetarianas se refiere, en realidad, a ser ovolactovegetarianas
El aumento de personas que se vuelcan hacia dietas más respetuosas con el medioambiente hizo crecer la oferta de productos alimenticios en sintonía con estos estilos de vida.
  • Veganismo: en este caso, el término es muy conocido y la principal diferencia a nivel alimentario con el vegetarianismo y sus variantes explicadas anteriormente, el estilo de vida vegano implica eliminar de la dieta cualquier producto de procedencia animal y sus derivados, haciéndose extensivo a todo aquello que para ser producido implique algún tipo de sufrimiento animal.
    El término vegano (vegan) se acuñó en 1944 para reunir, en Reino Unido, a un grupo de vegetarianos que no consumían ni lácteos ni huevos y, desde entonces se reivindica una alimentación libre de productos de origen animal.
  • Flexitarianismo: este vocablo nacido de la combinación de “flexible” y “vegetarianismo”, hace alusión a esa dieta basada fundamentalmente en vegetales, pero en la que, ocasionalmente, se incluyen carne o pescado.
Hay un sinfín de recetas que se adaptan a cada estilo alimenticio.
  • Frugivorismo: esta es una dieta vegana basada en frutas crudas o verduras clasificadas como frutas. Quien se identifica con esta tendencia, se le conoce como frugívoro
  • Crudiveganismo: por último, habría que incluir este término que hace referencia a una tendencia del veganismo que basa su dieta en alimentos crudos.
Ver comentarios