Esta semana, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el nuevo Programa Integral de Convivencia Vial, que comenzará a regir desde el 2022. La nueva regulación establece penas más duras para los conductores alcoholizados, amplía la vigencia de la licencia de conducir y realiza importantes cambios al examen para obtenerla.

"Queremos bajar un 20 por ciento las muertes para 2023 y llegar al 50 por ciento para 2030. Y para eso vamos a tomar una serie de medidas como exámenes de licencias más estrictos y sanciones más rigurosas para los que toman alcohol cuando van a manejar. Apuntamos a formar conductores más responsables", sostuvo el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, al presentar el proyecto.

El nuevo examen de conducir en la Ciudad de Buenos Aires

1) Se realizará en las calles

Uno de los cambios más importantes es la locación del examen: a partir del año que viene, se realizará en las calles con tránsito real para los vehículos particulares. Según explicaron desde el gobierno, realizar el examen en las calles de la ciudad "pone a prueba al aspirante en un escenario muy similar al que va a enfrentarse cuando tenga su licencia, mejora y acerca su experiencia a lo cotidiano".

La pista de Roca, donde hasta el momento se realizaba el examen, continuará operativa para aquellas personas que quieran obtener la licencia de conducir motos y vehículos de transporte de carga. Ellos seguirán rindiendo el examen en un circuito cerrado especialmente diseñado para la ocasión.

2) Autos de doble comando

Los aspirantes rendirán el examen de conducir en autos de doble comando.

El segundo gran cambio son las herramientas del examen: los aspirantes realizarán el examen a bordo de un auto de doble comando. Estos vehículos cuentan con un segundo set de pedales del lado del acompañante; de esta manera, las autoridades que acompañen a los aspirantes podrán tomar control del auto en caso de emergencia.

Los automóviles de doble comando serán contratados y tercerizados por el Gobierno de la Ciudad. Aún no se conocen las marcas y los modelos de autos que serán puestos a disposición del examen, pero se conoce que el 70 por ciento de la flota estará equipado con caja manual y el 30 por ciento restante, con caja automática.

3) Nueva prueba teórica

Por último, la prueba teórica también será más complicada. Hasta el 2021, el examen consistía de un cuestionario de 30 preguntas que se aprueba con el 75% de respuestas correctas. A partir del 2022, el examen consistirá de 40 preguntas, y solo podrá aprobarse con un mínimo de 85% de respuestas correctas.

Inhabilitación para los positivos de alcoholemia y vigencia ampliada del registro

El programa establece penas más duras para quienes den positivo en el control de alcoholemia.

Además del examen de conducir, el programa introduce importantes cambios relacionados con los test de alcoholemia: el proyecto plantea que "todos los conductores que den positivo en un control de alcoholemia serán inhabilitados por un mínimo de dos meses".

Antes del cambio, los infractores podían regularizar su situación de manera relativamente simple y volver a circular: se labra un acta, se retiene la licencia y se otorga una provisoria y se remite el vehículo a una playa de acarreo. A partir de 2022, aquellos que registren entre 0,5 gr/l y 1 gr/l quedarán inhabilitados de 2 a 4 meses, y aquellos que registren 1 gr/l enfrentarán la inhabilitación de la licencia aplicada siempre, de 4 meses a 2 años.

 

Por último, el proyecto propone un cambio en la vigencia de las licencias de conducir que podrá variar en función del desempeño en calle del conductor:

  • De 16 a 39 años: hasta 10 años de vigencia
  • De 40 a 49 años: hasta 6 años de vigencia
  • De 50 a 69 años: hasta 4 años de vigencia
  • A partir de 70 años: hasta 2 años de vigencia
Ver comentarios