El actual sistema de estacionamiento medido en la ciudad de Buenos Aires a través de parquímetros y ticketeadoras será reemplazado desde este miércoles por una aplicación que se podrá bajar en los teléfonos celulares y permitirá pagar de manera virtual. 

Desde el Gobierno porteño detallaron que durante los dos días previos, es decir este lunes 27 y martes 28 de junio, el cobro del servicio estará suspendido para hacer la transición de un sistema a otro. Además, según se informó, se realizará la extracción de los parquímetros y las máquinas expendedoras que quedan y la colocación de stickers informativos acerca de las nuevas formas de pago.

Con la aplicación se podrá abonar por el tiempo exacto que se deje el vehículo con tarjeta de débito y crédito. El estacionamiento medido rige en CABA para más de 3.500 espacios tarifados en un polígono que se extiende por zonas de los barrios de Balvanera, Recoleta, Retiro, Monserrat y San Nicolás, en los que se cobra 45 pesos la hora.

La zona donde rige el estacionamiento medido en Capital Fedeal (Gentileza Gobierno de la Ciudad).


La transición del viejo esquema al nuevo arrancó este sábado con la posibilidad de los futuros usuarios de descargar la nueva aplicación, llamada Blinkay. A diferencia de lo que ocurre en la actualidad, quedarán exceptuados del pago del estacionamiento medido aquellos vecinos que sean residentes de las zonas tarifadas y podrán dejar un vehículo en un radio de hasta 300 metros de su domicilio sin ningún costo, previa inscripción en un registro.

Según explicaron fuentes porteñas, habrá dos opciones para abonar de manera digital: el prepago, mediante el cual se elige la cantidad de horas que se quiere estacionar y se paga el total por adelantado; y el pospago, donde se selecciona una cantidad de horas deseadas, a partir de lo cual se inicia la sesión de estacionamiento.


"En ambas opciones Blinkay le enviará un aviso cuando le queden cinco minutos. Además, va a tener la posibilidad de ampliar el tiempo de estacionamiento cuando quiera", precisaron desde la administración porteña.

Y en caso de no contar con un teléfono inteligente o de no preferir este método de pago, los conductores podrán abonar en efectivo en los comercios adheridos que estarán identificados con un sticker.

La verificación del estacionamiento medido, en tanto, estará a cargo de agentes de tránsito que circularán a bordo de motocicletas con cámaras que irán registrando las patentes de los autos y verificará el pago.


Es que cuando la persona abone la tarifa, eso quedará asentado en el sistema digital, lo que hará que quede fuera de la posibilidad de recibir una multa ante la fiscalización. 

Pero cuando se detecte la falta de pago, el sistema dará 15 minutos de tolerancia y pasado ese tiempo, la patente será enviada al centro de procesamiento para realizar la infracción correspondiente.

"A partir del miércoles estacionar en la Ciudad va a ser más fácil. Se terminan los cospeles, las monedas e ir hasta el auto a renovar el ticket, porque el estacionamiento se va a resolver con un solo ´click´ desde el celular", consideró Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño.

Por su parte, Manuela López Menéndez, secretaria de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad, evaluó que "el nuevo sistema en los barrios va a mejorar notablemente la experiencia de los conductores, que van a gestionar su estadía desde el celular de manera simple y rápida, y para los residentes, que no van a tener que pagar".

Ver comentarios