Lidia Satragno, más conocida como Pinky o “Señora Televisión”, fue una de las mujeres que marcó la historia de los medios de comunicación de Argentina debido al talento de su voz y la simpatía que siempre la caracterizo. A lo largo de su profesional, acompañó importantes ciclos radiales, ganó innumerables reconocimientos, llegó a ser presentadora en Nueva York e, incluso, fue diputada nacional. Sin embargo, su presente está muy alejado de los destellos de la fama y sería víctima de un difícil momento financiero y de salud que le afecto a su estado de ánimo. 

Nacida dentro de una familia clase media que vivía en la localidad bonaerense de San Justo. Sus padres, Epifanio Satragno y Concepción García, siempre le inculcaron a ella y a sus cinco hermanos la importancia del trabajo y el esfuerzo, por estos motivos, comenzó su carrera cuando tenía 21 años. Sus primeros pasos fueron en el modelaje, donde se destacó por su belleza y por su piel de porcelana y rosada. Asimismo, tiempo después se inició como locutora radial y su compañero de aire, Trudy Tinky Tomis, la apodo como Pinky en relación con sus características físicas.

Pinky empezó a trabajar en los medios como modelo. 

Una carrera multifacética 

Si bien su oficio era la locución, Pinky supo desarrollarse en distintos roles. En 1956 debutó en televisión y al tiempo comenzó a conducir su propio programa "Buenos días Pinky". En aquel entonces  también tuvo un breve paso por el cine en los filmes "La caída", "Ritmo, amor y juventud" y "El demonio en la sangre". A raíz de su trabajo y su voz firme, fue consagrada en reiteradas oportunidades como "La Mujer del Año" y viajó a Alemania invitada por el gobierno de Konrad Adenauer. Este reconocimiento la llevó a presentar importantes espectáculos en México, Nueva York y otros países del exterior. 

Por otro lado, la locutora hizo un paso triunfal por el teatro, donde protagonizó "Asesinato entre amigos", "Dos mujeres", "Monólogos de la vagina" y "Prisioneros en la ciudad". También se dio el espacio para producir diversos proyectos artísticos como la comedia musical “Annie”. El periodismo fue su segunda gran pasión y la forjó gracias a los programas "Nosotros" e "Incomunicados". Allí condujo junto a Bernardo Neustadt y se puede decir que marcaron la historia de los medios de comunicación del país, ya que fueron los primeros profesionales en entrevistar en vivo a un Presidente de la Nación, Arturo Frondizi. 

Pinky compartió aire con grandes figuras argentinas. 

Entre los momentos más relevantes de su carrera se encuentran: el traspaso de la televisión en blanco y negro al color, la inauguración de Argentina Televisora Color (ATC) y la conducción junto a Jorge "Cacho" Fontana del programa "Las 24 horas de las Malvinas", en el cual se recibían donaciones para llevar a los combatientes y la primera transmisión en vivo y directo vía satélite. Igualmente, cabe destacar que en sus años de trabajo, fue parte de más de una decena de proyectos exitosos y premiados. 

Más allá de su carrera en los medios, también tuvo mucho alcance social a través de la participación en la Fundación Buenas Ondas. Gracias al cariño de la audiencia, se vio incentivada a iniciar en la política para 1995Para el final de la década se postuló por la UCR como candidata a intendente de La Matanza, pero perdió ante Alberto Balestrini. Luego,   durante el gobierno de Fernando de la Rúa, fue secretaria de Promoción y Acción Social. Tiempo después, se presentó como candidata a diputada bonaerense como parte de la lista de PRO y gano una banca que ocupo hasta 2009. 

Pinky en el Congreso Nacional. 

Un triste presente  

En cuanto a su vida personal, la mantuvo muy bajo perfil. Estuvo casada con el actor y cantante, Raúl Lavié. De esta relación nacieron sus dos hijos: Gastón, que es fundador de la banda de música tecno "El Signo y de Ultratango", y Leonardo, que falleció en 2019. Ese año fue un cambio en la vida de Pinky, ya que dejo de trabajar de un momento al otro y poco se supo de ella hasta ahora. Durante la pandemia, la ex locutora perdió movilidad, de hecho, por lo que se sabe, hoy en día, casi no puede caminar. Más allá de esta cuestión, desde su salida de los medios, Pinky fue utilizando sus los ahorros en los distintos cuidados que necesita para subsistir, por este motivo, también estaría pasando una difícil situación financiera

Recientemente, las alarmas acerca del estado de salud de la querida periodista volvió a estar en el foco de la tormenta. Primero se supo que la ex periodista debió desprenderse de bienes materiales como un departamento, muy preciado, porque con la jubilación mínima no le alcanzaba. Luego, su hijo hizo público el delicado estado psicológico y físico de su mamá y finalmente, su exmarido, Lavié, estuvo hablando con MitreLive y aseguró que está muy preocupado por el presente de la madre de sus hijos. Asimismo, el artista sostuvo:"Yo con 85 años quiero empezar de nuevo y ella con mi misma edad quiere terminarla". 

Última imagen pública de Pinky. 
Ver comentarios