Alicia Gorbato fue una de las periodistas más importantes de la década del 90, pero el dolor por la muerte de Leonardo Simons le cambio la vida a ella y a sus hijas. Luego de mudarse a Miami, Estados Unidos, encontró un nuevo camino de la mano del budismo y los viajes de fe. Actualmente, la mujer de 65 años se define como "nómade", escribió un libro de Mindfulness  y lleva una vida completamente monástica. Asimismo, desde sus redes sociales enseña a meditar y comparte sus vivencias por el mundo. 

Desde fines de los 80, la locutora se instaló en los medios de comunicación llevando distintos roles tanto en televisión como radio. Uno de sus trabajos más importantes fue junto a Hugo Sofovich en el programa "Basta de mí", aunque también se destacó en otros. Durante su década dorada, también realizo importantes entrevistas a figuras destacadas no solo a nivel nacional sino a nivel mundial como por ejemplo Facundo Cabral, Alberto Fujimori (expresidente de Perú), entre otros. 

Alicia Gorbato se destacó como presentadora de TV. 

Golpes que la cambiaron para siempre

Mientras trabajaba como periodista, conoció al querido conductor de Ta Te Show, Leonardo Simons. Luego de estar de novios, tuvieron dos hijas llamadas Vanesa y Barbie. En su momento, fue una de las parejas más queridas por los televidentes, pero después de años de convivencia decidieron separarse. En 1996, la tristeza llego a la vida de la familia cuando el padre decidió quitarse la vida. 

Para alejarse del dolor, las 3 mujeres tomaron la difícil medida de irse a vivir a Miami, Estados Unidos. En su nueva residencia comenzaron de cero y la madre probó suerte en los conocidos canales de televisión internacional como Telemundo y Univisión, pero no quedo. Durante varios años hizo la voz en off de comerciales y también compro departamentos que los reciclaba y los vendía. Un día, por medio de un amigo de su madre, inicio el estudio de Curaduría de Arte en Latin American Art en Sotheby’s y después en Contemporary Art. Al tiempo de comenzar la carrera, se le ocurrió hacer muestras de arte en a cambio de trabajo y ayuda en hospitales o asociaciones de chicos

A Gorbato le costó conseguir trabajo en Estados Unidos. 

El budismo como cura del alma 

En los momentos más difíciles, encontró en la meditación un lugar donde despejarse y descansar de sus dolores, sin embargo, tomó la decisión de entregar su destino a la fe cuando cumplió 50 años. En ese momento, cambio su forma de pensar y vivir, de hecho, se caracteriza como nómade. Asimismo, lleva su cotidianeidad con desprendimiento y en modo monástico, es decir, no tiene cosas propias ni auto ni casa. Actualmente, se mantiene con lo recaudado con su libro de Mindfulness y la venta de algunas pinturas que le quedaron

Desde 2007, dio otro gran paso en su vida e inicio a migrar por distintos monasterios del mundo. Todos los años trabaja como voluntaria en el templo Pema Ts’Al de Pokhara, al pie del Everest, Nepal. También se destaca que Gorbato se presenta en sus redes sociales como profesora de meditación, viajera e investigadora. Según contó la ex periodista, encontró el sentido de su vida y de todo lo que había atravesado

La ex periodista es una de las comunicadoras de espiritualidad latinoamericanas con más seguidores en Instagram y TikTok. A través de videos, está en contacto con sus seguidores, da mensajes de incentivos, aconseja sobre la meditación y la buena alimentación del cuerpo y alma. La mujer sostuvo que hizo cerca de 800 lives, cotidianamente hace reels que se hacen virales y miles de personas contestan a diario sus publicaciones. 

Gorbato asegura que su deseo es vivir en un monasterio, ya que allí encuentra la paz que no encuentra en otros lados. En pocos días, emprenderá un nuevo viaje a Bali, Indonesia, donde vivirá unos meses alejada de todo. Mientras que está en Argentina, disfruta de su nieto Oliver y sus hijas. 

Ver comentarios