El Gobierno formalizó este miércoles a través del Boletín oficial las modificaciones introducidas en los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales a través de la Ley 27.638 aprobada a comienzos de julio último en el Congreso.

La nueva norma reduce la carga tributaria sobre plazos fijos indexados, como los depósitos UVA, fondos comunes de inversión que invierten en vehículos ya exentos como bonos y depósitos y fideicomisos financieros.

En particular, la modificación plantea en el caso del Impuesto a las Ganancias, la exención del tributo a los intereses de los depósitos indexados, como los plazos fijos UVA, en tanto que se exime además el rendimiento de las colocaciones en instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

Por su parte, en relación al Impuesto a los Bienes Personales, se exime a ciertos fondos comunes de inversión cuyo activo subyacente principal esté integrado por los siguientes depósitos y bienes exentos:

- Títulos, bonos y demás títulos valores emitidos por la Nación, las provincias, las municipalidades y la Ciudad de Buenos Aires.

- Depósitos en moneda argentina y extranjera efectuados en el país, a plazo fijo o en caja de ahorro.

Además, quedan exentos de Bienes Personales los certificados de participación y valores representativos de deuda fiduciaria de fideicomisos financieros, que hubiesen sido colocados por oferta pública con autorización de la Comisión Nacional de Valores (CNV).