En abril pasado, Victoria Movalli y Guillermo Penna, hermano de Leandro Penna, se casaron y pese a las restricciones sanitarias vigentes, hicieron una celebración en una finca familiar ubicada en la localidad de Potrero de Garay, en Córdoba.

La Fiscalía de Instrucción de Alta Gracia, elevó a juicio la causa contra ellos, por infringir el artículo 205 del Código Penal al violar las medidas adoptadas por el gobierno nacional para frenar el coronavirus. Esta norma establece una pena de prisión de entre seis meses y dos años.

Qué dijeron desde la familia

Desde un primer momento hubo polémica y acusaciones cruzadas con el evento. Es que el intendente, Gerardo Martínez, aseguró a Cadena 3 que hubo casi 200 personas. 

Inspectores municipales se presentaron en la residencia, la cual no está habilitada para casamientos, y se notificó que no se podía llevar adelante el evento, que tendría entre 150 y 200 asistentes. Había funcionarios, personajes de la farándula y miembros del COE provincial, los cuales eran los que sacaban chapa y decían que con levantar el teléfono el evento se iba a realizar igual”, aseguró el político.

Así fue la celebración de la boda (Instagram).

Por su parte, Leandro Penna, quien no fue al casamiento ya que estaba trabajando en Chile, aseguró que solamente fue una celebración íntima y que en total hubo entre 25 y 30 personas.

Se casaron por Iglesia con los protocolos que exige el lugar y de ahí fueron a Potrero, al campo mío, con todas las medidas. Fue el oficial público del Registro Civil Móvil que corroboró los protocolos y se procedió a la boda. Estaban en un lugar abierto en el que se cumple perfectamente con los protocolos, eran solo los íntimos de mi hermano y de mi cuñada”, confirmó a Teleshow

La familia Penna le envió una carta documento al Intendente pidiéndole que se retracte de sus dichos (Gentileza Teleshow).

Además, cuestionó el accionar policial y del intendente. “Lo más grave y donde empieza el tema, es que el presidente comunal salió a mentir diciendo que había políticos, gente del COE, de la farándula, 250 personas. Les impidieron el paso a mi propiedad, a mi madre y a los novios, ni la policía puede cortar el paso a un ciudadano. Le hablé por teléfono y le pedí que los dejara pasar y que mandara a un policía para que verificara la cantidad de gente. El policía notifica en el acta que había entre 25 y 30 personas”, sentenció Penna.