Una familia atraviesa un calvario por la broma pesada que le hizo una empresa de telefonía y que no causo ninguna gracia. La titular de una línea falleció por covid y pusieron el servicio a nombre de su yerno sin permiso. Además, cuando el usuario hizo el reclamo formal, los empleados de la firma le contestaron con un insulto indignante: “Viejo Culeado.

La mayoría de los reclamos de los usuarios contra las compañías de telecomunicaciones suelen ser por cobros indebidos, aumentos inesperados o por las fallas técnicas. Así también se cuentan miles de personas que intentan dar de baja un servicio y son abordados con promociones incomprobables. 

 

En este caso, los parientes de una abuela de Tucumán no solo padecieron su fallecimiento, sino que la empresa Personal comenzó una insólita y desagradable situación que terminó en una demanda civil. En diálogo con Tomás Méndez por CrónicaHD, el abogado de la familia tucumana explicó la “gravedad” del caso.  

Puntualmente, el letrado Miguel López mencionó que la señora perdió la vida por el Covid-19, pero la línea que estaba a su nombre “la siguió usando su familia”. Al poco tiempo, Personal modificó el titular del servicio sin autorización. “Ningún miembro de la familia había pedido que se cambie el nombre de la factura”, agregó.

 

“Le cambiaron el nombre de usuario a ‘viejo culeado’”, remarcó López y aclaró: “Es una palabra muy mala acá en el norte de Tucumán”. En las imágenes que difundió CrónicaHD se puede ver cómo la boleta de la firma les llegaba al domicilio con la inscripción “Viejo culeado Di Benedetto” como el nombre del responsable de la línea.

El insulto de la empresa de telefonía que afectó mucho a una familia

La verdad que no es algo gracioso, pero para la empresa sí. Se lo tomaron como una burla y la usuaria es una señora que falleció por covid”, insistió el abogado. Del mismo modo, detalló que “en el mes de marzo le cambiaron el usuario y comenzó a llegar la factura con el nombre ‘viejo culeado’”. 

Y sobre el insulto que escribió la compañía en la factura, el letrado agregó: “Quiero explicar la excepción que hay acá en el norte. Decir ‘viejo culeado’ acá en Tucumán es muy lesivo, muy denigrante”. “Es decir que una persona es una lacra, una basura, un geronte que no sirve para nada”, completó.

 

Esto afectó a la familia que perdió hace muy poco una madre, una abuela y encima tienen que recibir esta factura”, contó López durante la entrevista. Ante la situación mencionó que se comenzó una demanda civil. 

La empresa en la misma audiencia tuvo una falta de humanidad como si se hubiera roto un teléfono”, lamentó y apuntó la falta de empatía para compensar el maltrato: “No hicieron ninguna oferta, no les importó para nada”.

Finalmente, el letrado recordó que por la Ley de Portabilidad, el número es propiedad privada y pertenece al usuario. “Para hacer un cambio tenés que firmar, se debe hacer un trámite”, señaló López y describió como algo muy grave” que la firma “para salir del paso” puso el servicio al nombre del esposo de la hija de la señora fallecida.

Ver comentarios