Cuando se piensa en uno de esos “personajes” del fútbol argentino, si hay un nombre que no puede faltar es el de Carlos Maximiliano Estévez. Apodado el “Chanchi”, fue figura del Racing Campeón en el 2001, tuvo más de 15 años de carrera en el fútbol y tiene un millón de anécdotas con la que conquistó al público local.

De estar a un paso del Liverpool a gritar "campeón" con Racing

Nacido en 1977, debutó con la “academia” de la mano de Ángel Cappa, un 17 de febrero de 1998, con derrota frente a Vélez Sarfield. Sin embargo, a casi un año de su debut, estuvo muy cerca de vestir una de las camisetas más importantes del mundo: la del Liverpool. “Estuve dos semanas allá, entrenándome todos los días con el plantel. Estaban Michael Owen, Ryan Giggs y otros jugadores”, confesó el ex jugador en una entrevista reciente.

Maximiliano "Chanchi" Estévez salió campeón con Racing en el 2001.

En aquel momento, lo ingleses estaban dispuestos a desembolsar 1.8 millones de euros por el pase de joven delantero. Finalmente, el traspaso no se concretó porque el equipo de Avellaneda atravesaba serios problemas institucionales y económicos.

Tras el fallido salto a Europa, el fútbol le dio revancha y lo premió con el campeonato local con Racing, el cual el club no levantaba desde hace 35 temporadas. Esto lo puso de inmediato en el corazón de los hinchas, que hasta el día de hoy lo recuerdan como uno de los gladiadores que lo devolvieron a lo más alto.

“Estévez no fue tan reconocido como merecía"

A su vez, según su amigo José Chatruc, con quien, además de compartir plantel en ese momento, entabló una gran amistad, Estévez no es reconocido como se merece. “Estévez no fue tan reconocido como merecía. En la cancha lo que tenía es que siempre pedía la pelota, siempre arriesgaba. Quizás, era un poco fastidioso, y eso le jugaba en contra. Pero sí era un tipo ganador. Tenía una calidad impresionante. No le tenía miedo a nadie. Siempre estaba a la altura. Él sentía que era que podía ganarle a cualquiera, y la verdad que tenía con qué”, explicó hace unos años.

El delantero disfrutó de 17 años de carrera,  pasando por Portugal, Chile e Italia

"Se lo quiero dedicar a Cardetti..."

De su paso por Racing, vale la pena destacar que convirtió 13 goles en 52 paridos (primera etapa) y le dejó a los hinchas una frase que es recordada hasta el día de hoy. Resulta que, tras finalizar el encuentro contra River, por aquel momento escolta de los de Reinaldo “Mostaza” Merlo, el delantero declaró lo siguiente en contra de Martin Cardetti: “Pero bueno, estamos bien, seguimos a 5 puntos y bueno se lo quiero dedicar a Cardetti que fue un terrible cagón.“A Cardetti que es un cagón mala leche y encima la mujer lo hace cornudo”.

El día en que “Chanchi” Estévez terminó preso

Según confesó en una entrevista, el criarse con tantos hermanos le forjó una fuerte personalidad, que, muy de vez en cuando, le jugó una mala pasada. En el 2004, tuvo un entredicho con un policía que terminó con el delantero tras las rejas.

“Decían que habían pasado en rojo, y yo no había pasado en rojo. Le dije: ‘sáquese el bastón, vamos a pelear acá', y me llevaron preso. Era un calabozo muy paupérrimo. Era un tipo que lo habían enganchado con un travesti, y el otro no le quiso pagar el boleto al bondi. Éramos tres tipos más inofensivos que un chasquibum”, contó en una entrevista con Infobae.