Silvia Pérez era considerada como una de las mujeres más lindas y populares de Argentina, ya que fue parte de grandes éxitos no solo en el modelaje y publicidad sino también en el cine, teatro y televisión. Asimismo, a lo largo de su carrera profesión se la relaciono con distintos hombres, sin embargo, Santiago Bal y Alberto Olmedo marcaron su vida para siempre. Después de pasar grandes tristezas, la actriz encontró contención en la espiritualidad y su familia

Con 19 años comenzó a desarrollarse como modelo y tiempo después ganó el concurso de belleza "Miss Siete Días". A raíz de este concurso llegó a participar en "Miss Argentina" en donde fue coronada como reina. Luego de su pase por el modelaje, estudio actuación con grandes maestros del ambiente y se inició en la televisión en el programa "Frac, Humor para la Noche"

Silvia Pérez fue Miss Argentina. 

La consagración como actriz 

El estrellato de Pérez llegó de la mano de la comedia, ya que se desarrolló sobre todo en la televisión. Entre los programas más destacados se puede mencionar "Los Hijos de López", "Operación Ja Já",  "Las Comedias de Darío Vittori" y "No toca botón". Asimismo, también fue parte de recordadas telenovelas como "Amo y Señor" con Arnaldo André; "Zona de Riesgo" de la mano de Gerardo Romano y Rodolfo Ranni. 

Si bien es reconocida como una de las "Chicas de Olmedo", la realidad es que pudo salir de ese papel y se ganó su espacio en la industria artística. A lo largo de su carrera también participó en el cine nacional. Entre los films más conocidos se encuentran "La pulga en la oreja", "El manosanta está cargado", "La discoteca del amor" y "El profesor punk". Su gran protagónico fue en la película "Encarnación", que ganó un premio en el Festival de San Sebastián

Pérez era conocida como una de "Las chicas Olmedo". 

Una vida privada bajo perfil 

Su primera pareja pública fue el cómico Santiago Bal que para aquel entonces estaba en pareja con la intérprete y vedette, Thelma del Río. De esta relación amorosa nació su única hija, Julieta que también es actriz. Tiempo después de que se separaron, Pérez parecía estar soltera, pero escondía una relación con el humorista Alberto Olmedo, que en ese momento estaba con Nancy Herrera. 

El 5 de marzo de 1988 la vida de la actriz cambio para siempre. Ese día, "El Negro", que estaba haciendo temporada en Mar del Plata, cayó del balcón del departamento donde estaba viviendo. Si bien se la vio muy triste por la terrible noticia, la vedette no sacó a la luz su relación hasta tiempo después. Según comento Pérez en distintas entrevistas, su relación con el rosarino termino con la muerte del mismo. 

Silvia Pérez y Olmedo trabajaron juntos en muchas oportunidades. 

Una nueva vida 

Para Pérez la perdida física de Olmedo significó un cambio de rumbo. Durante mucho tiempo estuvo muy triste, pero a la vez se dio el espacio para reflexionar acerca de su futuro. En aquel momento sintió que había trabajado mucho y no disfrutó de su vida y su hija, por eso decidió tomarse un tiempo. Una amiga quiso ayudarla a sanar esa crisis existencial y le regalo un libro sobre Sai Baba e inicio un proceso de espiritualización

Desde ese entonces la meditación y la oración se convirtieron en la base de su cotidianeidad. A partir de allí viajó 13 veces a la India y se instaló en la comunidad hinduista. Allí pudo curar sus dolores de corazón y encontró sus verdades pasiones. Hace un tiempo, volvió a la actuación y se encontró con su querido público. 

Ver comentarios