Este 24 de marzo es una fecha especial para miles de argentinos que se sienten interpelados por lo acontecido durante la última dictadura cívico-militar. En el caso del titular de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, será un día muy especial.

¿Por qué? Porque el ex diputado nacional, hijo de padre y madre desaparecidos, podrá realizar su primer evento como secretario de Derechos Humano, luego de dos años de restricciones por la pandemia del Covid. "Cuando una política pública abraza un reclamo social, se vuelve muy potente", valoró junto a Crónica.

Sobre este próximo 24, Horacio no pudo evitar trazar un paralelismo entre lo que se vive por estos días y el pasado reciente: "En el 2003, antes de que llegara Néstor (Kirchner), a mí en la calle me insultaban. Me decían: '¿Cómo podés hacerle esto a tus padres?'. Pero hoy, la sociedad se pone contenta que un nieto encuentra su identidad".

Horacio Pietragalla Derechos Humanos
Pietragalla nunca conoció a sus padres.

En abril de 2003, descubrió que ese joven de Villa Lugano de 26 años, que había crecido en el seno de una familia que lo había apropiado, era en realidad hijo de Liliana Corti y Horacio Pietragalla, dos militantes montoneros que se conocieron en medio de una lucha por revalidar los derechos del pueblo argentino.

Hoy, con 46 años, se transformó en el Secretario de Derechos Humanos. "Siempre supe que eran las Abuelas, tenía a mi mejor amigo de básquet, cuya mamá siempre nos explicaba qué había pasado con la dictadura". ¿Cuándo su cabeza hizo un clic? Horacio se recuerda diferente a sus apropiadores, quienes pasaron dos años en prisión tras enfrentar a la Justicia. "De muy adolescente yo sentía que podía ser hijo de desaparecidos".

"Te genera culpa lo que pueda pasar con las personas que te criaron, porque es apropiación, es un delito penado".

Sobre el rol de quienes lo criaron y adoptaron, el titular de la cartera de Derechos Humanos recordó que fue difícil tomar la decisión. "El tema es tomar la decisión y enfrentarlo. Te genera culpa lo que pueda pasar con las personas que te criaron, porque es apropiación, es un delito penado. Para tomar la decisión tuve que tomar esa decisión, un poco egoísta, pero pensé en las personas que me podían estar esperando".

Sin embargo, la historia no terminó del todo bien. Su abuela materna se suicidó tras la desaparición de Liliana, su madre. La mamá de su padre falleció producto de un paro cardiorrespiratorio. Pese a eso y con la ayuda de Abuelas de Plaza de Mayo, Horacio hoy sabe que se llama Horacio.

Horacio antes de Horacio: ¿Cómo fue su vida antes de Abuelas?

"Trabajaba para la cervecería Quilmes, levantaba pedidos. Pero apenas recuperé mi identidad, me fui a trabajar con abuelas", recordó junto a Crónica Pietragalla. En ese sentido, también rememoró: "Yo jugaba al básquet, porque mido casi dos metros, estaba federado. Por la altura me tocaba jugar de pívot, me condenaron a esa posición", dijo entre risas.

Asimismo, destacó el valor de un viaje que realizó como mochilero por América Latina, tras conocer su identidad como hijo de desaparecidos. "A fines de los 90, estaba muy abrumado de la política, no me representaba", precisó y se identificó como un "humanista de izquierda", por descreimiento del peronismo que se militaba en aquel entonces.

"Sentía que necesitaba estar cerca para comprender lo que me había pasado", reflexionó mientras pensaba en su acercamiento en la política, como otros compañeros de militancia —Juan Cabandié, Victoria Donda, Eduardo "Wado" de Pedro, entre otros—.

La Ley de Negacionismo y el rol de la derecha durante la dictadura

Una de las políticas que impulsó el otrora diputado del Frente para la Victoria, fue la "Ley de Negacionismo". ¿Cuál sería su propósito? "Determina penas de 1 a 10 años de prisión para aquellos que difundan de forma impresa o por otros medios de comunicación expresiones negacionistas o que justifiquen o banalicen el genocidio nazi u otros crímenes nazis contra la humanidad", según postula el proyecto de ley.

En ese sentido, Pietragalla valoró: "El negacionismo tiene que ser sancionado. ¿De qué manera y cómo? Ese es el debate que se está armando. La diferencia que tiene la Argentina (con otros países) es que estos delitos tuvieron sentencias, fueron condenados esos genocidas por genocidios y por delitos de lesa humanidad".

Pietragalla Derechos Humanos
Pietragalla, secretario de Derechos Humanos.

"Para mí, por lo menos, empezar por los que tienen responsabilidades políticas y responsabilidad, tanto en el Parlamento como en el Poder Ejecutivo y Judicial, no pueden decir cualquier cosa", apuntó el secretario con relación a los "discursos de odio" de las derechas en la Argentina.

"Obvio que tienen afinidad con lo que pasó en la dictadura", apuntó tras analizar el fenómeno de la derecha neoliberal y su rol durante el golpe de Estado: "Franco Macri arrancó la dictadura con cuatro empresas y terminó la dictadura con más de 40. Es muy difícil que ellos se pongan en nuestro lugar".

Ver comentarios