En las últimas horas de este lunes se viralizó un video que refleja el mal momento que tuvieron que pasar los empleados y pasajeros de una empresa de avión que tenía destino a Neuquén, por los fuertes vientos. Los mismos que los obligaron a parar de emergencia en la provincia en Mendoza.

El piloto de la nave hizo un gran esfuerzo a través de una maniobra para que no ocurriera ninguna tragedia con la vida de todas las personas que estaban dentro del transporte. Las fuertes ráfagas de viento hicieron que el avión tenga que volver a volar a metros de la pista.

El avión estaba por llegar al suelo pero el piloto comenzó a perder el equilibrio por lo que siguió viaje.
El avión estaba por llegar al suelo pero el piloto comenzó a perder el equilibrio por lo que siguió viaje.

El hecho ocurrió el pasado domingo alrededor de las 16 h cuando la aeronave intentó aterrizar en el aeropuerto de Neuquén, pero las cuestiones climáticas no ayudaron para nada e hizo que todo sea un momento de gran tensión y dramatismo. 

Cuando el transporte aéreo llega a metros del suelo, pareciera ser que pierde el control de la aeronave, sus alas comenzaron a tener una forma curva. Por lo que el aviador no tuvo opción que repuntar y tomar vuelo nuevamente.

 

Según precisó Clarín, las condiciones climáticas hicieron que el vuelo WJ 3444, que partió de Aeroparque, empeorara la situación "al momento de aterrizar en el aeropuerto de Neuquén".

"Esto motivó al capitán del avión LV-JQE a llevar a la aeronave a Mendoza para esperar que las condiciones mejorasen. Luego, con la mejora de las condiciones, el vuelo volvió a Neuquén, completando el recorrido", informaron desde la empresa JetSmart.

Previamente a este vuelo, alrededor de las 14:30 h un avión de Flybondi había aterrizado en la provincia cuando el tiempo lo permitía. Un poco más tarde, un viaje de Aerolíneas Argentinas también logró llegar a destino, pero ya comenzaron a notarse las dificultades.

Fuertes tormentas en Neuquén

Este fin de semana la ciudad de Neuquén se vio afectada por terribles condiciones climáticas. El viento fue de más de 100 kilómetros por hora. Un fuerte temporal que dejó postes caídos, árboles tirados en las calles y carteles que volaron por la fuerza de la ventolera.

Según el diario local La Mañana de Neuquén, hubo una nube de polvo que tapó todo el cielo de la ciudad. Previo al domingo, el  Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había dicho sobre una alerta naranja que luego cambió a amarillo.

 El SMN dijo que "el área será afectada por vientos del sector oeste con velocidades entre 45 y 60 km/h, con ráfagas que podrían superar los 80 km/h".

La ráfaga más fuerte del temporal se registró de 102 kilómetros por horas, a las 15:10 h, momento en el que intentaba aterrizar el avión. Esta información la brindó el subsecretario de Medioambiente y Protección Ciudadana de la ciudad, Francisco Baggio.

Ver comentarios