A más de dos años de haberse declarado como pandemia el Covid-19, aun transitamos una parte de la vida cotidiana en el que se desconoce a ciencia cierta algunas cuestiones que inquietan tanto a los científicos como a la sociedad misma. Existe un tema particular que preocupa a los expertos en la materia por falta de respuestas: qué sucede con el Covid prolongado

A partir de la elaboración de diferentes vacunas contra el Covid-19, se sabe que millones de personas distribuidas por el mundo lograron salvarse del impacto mortal del virus. En Argentina, hasta el momento se registró una suma de 108.108.463 inoculaciones. Se estima que las inyecciones lograron una eficacia entre el 60% y 90%, obteniendo resultados óptimos como la reducción de los síntomas graves del coronavirus, y así evitar las hospitalizaciones con diagnósticos que podrían ser fatales.

Lo cierto es que hubo casos de personas que padecieron el virus y lograron recuperarse sin muchas dificultades de los síntomas. Aún así, hay una cierta cantidad de damnificados que no logran escapar de los vestigios de la enfermedad y conviven con este problema durante semanas, o hasta meses. Una reciente publicación de la prestigiosa revista científica, The Lancet, informó acerca de un encuesta de la Cohorte Lifelines en los Países Bajos, y mas de un millón de personas presentaron síntomas de covid prolongado por más de cuatro semanas.

En palabras resumidas, el extenso estudio detalló que la condición post Covid-19 con síntomas prolongados puede efectuarse en una de cada ocho personas, aproximadamente. En los datos recopilados de las 4231 participantes en la encuesta que presentaron el virus, la mayoría tenían síntomas como "dolor en el pecho, dificultad para respirar, dolor al respirar, dolor muscular, ageusia o anosmia, hormigueo en las extremidades , nudo en la garganta, sensación de calor y frío alternativamente, brazos o piernas pesados y cansancio general".

 

 

 



Un punto a destacar del análisis es que "la diarrea y el dolor de estómago, así como los síntomas similares a los del resfriado, como estornudos, tos húmeda y seca, secreción nasal, fiebre y dolor de garganta", retornaron posteriormente a los 50 días agudizándose la intensidad de los síntomas, pero aclarando que no regresan todos a la vez. Llevado al plano de las estadísticas, el informe detalló que "de 1942 personas analizadas, 790 -40,7%- presentó al menos un síntoma en 90 y 150 días después del diagnóstico de Covid-19".

Vale mencionar que en el informe sugirieron discreción por la posibilidad de que haya ciertas personas con un sistema inmune bajo, y por lo tanto, menor respuestas de los anticuerpos para neutralizar las bacterias en el organismo.

En dicho estudio se indicó que los que presentaron los síntomas extensos eran personas con edades de 35 a 49 años, seguido de los de 50 a 69 años y que las dolencias como el dolor de cabeza, cansancio, entre otros síntomas, han limitado la capacidad de transitar una vida normal. Un detalle particular que mencionó el informe es que "las participantes femeninas con Covid-19 positivo mostraron una persistencia más prolongada del aumento de la gravedad de los síntomas que los participantes masculinos positivos".

Por otra parte, una documentación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud verificó que 1 de cada 10 personas continuó padeciendo síntomas después de 12 semanas. "Existe una creciente evidencia de que el virus puede causar daño directo a los órganos, pero también desencadenar una respuesta anormal, aumentando la coagulación de la sangre y la liberación de sustancias inflamatorias", especificó el informe.

A partir de este dato, la BBC entrevistó a una joven de Londres, Jasmine Hayer, que a sus 32 años de edad relató que no puede "ni siquiera tender la cama que ya pierdo el aliento". En esta nota, la chica londinense describió que las fuertes secuelas de la enfermedad estaban visibilizadas en los movimientos para inclinarse, caminar y hablar, lo cual hacía que su capacidad para respirar se disminuyera drásticamente. "Tengo que elegir entre usar mi voz y mover mi cuerpo. No puedo hacer ambas cosas en un día", concluyó.



 

Los expertos reclaman mas información para aclarar el Covid prolongado

 

 

 

A partir del informe realizado por Cohorte Lifelines, publicada en The Lancet, los encuestadores han puesto en alerta la poca información respecto al Covid prolongado y exigen respuestas para aclarar esta cuestión. "Se requiere más investigación que distinga los mecanismos potenciales que impulsan la sintomatología relacionada con la post Covid-19", reclamaron en el artículo.

Además, resaltaron que los resultados del informe son "limitados" ya que el estudio "depende del organismo de cada persona, edades, el período de tiempo, la población y los síntomas utilizados para definir la condición post Covid19". Es por eso que desde el articulo publicado elevaron una alerta para que los científicos y expertos brinden "información detallada sobre la dinámica de los síntomas antes y después de la infección" para reconocer cuáles son en concreto los efectos de la pandemia.

La palabra del coordinador del Hospital Sant Pau de Barcelona, Pere Domingo, puso un asterisco al informe cuestionando que "el estudio está hecho con cepas antiguas. No sabemos si es aplicable a la delta o la ómicron". Lo que tampoco conocen los expertos es cuánto tiempo puede extenderse el Covid prolongado en algunos casos, ni el método para solucionarlo, a lo que Domingo explicó que, por el momento, la solución es “que pase el tiempo” y poner el foco en "como afecta la calidad de vida en las personas" para buscar el tratamiento indicado en cada caso particular.

Otra de las personas que alzó la voz en reclamo a más información es la responsable del servicio de enfermedades autoinmunes de la Clínica Barcelona, Gema María Lledó. En esta oportunidad reclamó por más informes sobre la prevalencia del Covid en los casos de las consultas de los pacientes. “Si el diagnóstico de Covid no queda claro, queda a criterio del médico y es una limitación razonable", argumentó la médica, y agregó que "si queremos saber la prevalencia, hagámoslo en la época en la que se está testando a todos los pacientes o usemos una técnica que nos permita confirmar si ha tenido Covid”.

Ver comentarios