Un docente de la escuela Normal Superior Sarmiento de la provincia de San Juan, Juan Nicolás Esquibel, fue suspendido preventivamente por leer un fragmento del cuento "Canelones", publicado por el escritor Hernán Casciari. Los padres de la escuela escracharon al educador en las redes sociales, y el mismo autor del cuento se puso en contacto con las autoridades educativas sobre la polémica.

Según informó la prensa local, el hecho tuvo lugar el pasado jueves, cuando Esquibel leyó frente a sus alumnos una de las obras más conocidas del autor argentino. Canelones surge a raíz de las anécdotas que escribe Casciari sobre una broma telefónica que incluye a dos varones que simulan una conversación con contenido sexual. Es una de las historias más conocidas del autor, a tal punto que se está realizando una película autogestiva a partir de la colaboración de los cientos de suscriptores de Orsai, la revista del autor.

"La semana pasada tenía que dar un ejercicio, y los chicos estaban bastante negados. Yo les comenté que estaba en la producción de 'Canelones', mientras charlábamos de Fontanarrosa. Y les propuse leerles el cuento", explicó el docente luego de que estallara la polémica. En su versión original, el texto contiene "malas palabras" que representan "escenas pornográficas" y "material indebido". Sin embargo, el profesor aseguró que en el aula leyó una versión resumida, donde no figuran tales vocablos.

 

 

 

 

 

 

El problema surgió cuando, interesados por conocer la versión completa, algunos alumnos buscaron el cuento en Internet y lo comentaron en la mesa familiar. Los padres, que encontraron la versión completa del cuento en Internet, quedaron escandalizados ante la consigna del docente e iniciaron un reclamo público.

Utilizando las redes sociales, los padres y madres denunciaron la acción del docente y publicaron material de su pasado en un escrache virtual. "Se hizo una captura malintencionada del fragmento, se estuvo divulgando por grupos y ahora recibo amenazas, me quieren golpear", relató el educador. Pronto, la polémica escaló y se involucraron las autoridades educativas de la provincia.

María Buttazzoni, directora de Educación Secundaria del Ministerio de Educación, aseguró en una charla con radio Sarmiento que se trató de un caso que preocupa, dada la complejidad. "Según nos informaron, el profesor entregó un texto con contenido sexual y sobre homosexualidad a sus alumnos. A su vez, los habría invitado a los chicos a ver un video en una cuenta personal en la que presenta un monólogo en el que habla de contenido inapropiado para ellos", relató.

Qué dijo Cascari sobre el docente suspendido por leer uno de sus cuentos

Casciari intercedió a favor del docente que leyó su cuento en el aula.

El tema continuó creciendo en los medios hasta que el propio autor decidió comunicarse con los implicados. Cascari se comunicó con el docente, Marcela Herrera, rectora de la escuela sanjuanina, e incluso la Ministra de Educación de San Juan, charlas que compartió en su blog Orsai.

Casciari destacó que el docente en cuestión no hizo nada punible, sino lo contrario, y que todo el problema surgió por "un papá o una mamá, pelotudos, que leyeron ‘teta’ ‘culo’ y ‘poronga’ en el Internet del chico y sacaron una foto de la pantalla". "Hay muchas versiones de ese texto y el original, el largo, es muy difícil de leer, dura como 16 minutos, no creo que ningún profesor lo lea. En cambio, las versiones televisivas y radiales, que no contienen el texto completo, seguramente debe ser la que Juan Nicolás leyó", agregó el autor.

 

En su charla con Herrera, la rectora comentó que comenzó a recibir presión del Ministerio de Educación para dar explicaciones sobre como llegó al aula el polémico cuento. "Están haciendo una caza de brujas con versiones que circulan. Yo estoy siendo cautelosa, pero creo que ya hay una condena social porque han empezado a difundir cosas de Juan y demás. El ministerio salió a dar respuesta en vez de venir a preguntarme a mí", afirmó la rectora.

El autor también compartió la palabra de Cecilia Trincado, máxima autoridad educativa provincial. En una charla que el autor describió como "surrealista", Trincado aseguró que desconocía los detalles del asunto y que hacía muy poco se había enterado del hecho. Sin embargo, y para estupor de Casciari, reveló que una jueza de menores estaba actuando de oficio. El profesor fue apartado del cargo de manera preventiva, hasta que el caso se esclarezca.

Ver comentarios