Facebook revisará los contenidos negativos publicados en la plataforma. (Imagen Ilustrativa)

Facebook creará un centro de privacidad para que los usuarios de la red social administren sus datos y duplicará el personal destinado a revisar y eliminar contenidos ilegales de su plataforma relacionados con mensajes de odio y la propaganda terrorista, dijo este martes en Bruselas, Bélgica, la directora operativa de la compañía, Sheryl Sandberg.
 
La empresa tiene 10.000 personas trabajando en esos aspectos, pero llevará esa cifra hasta los 20.000 para finales de año, anunció la directiva.   

"No hemos hecho lo suficiente para acabar con el abuso de nuestr. tecnología", señaló Sandberg durante un discurso en la capital de la Unión Europea (UE). 

"Hemos hecho mucho para maximizar las ventajas de nuestras plataformas pero tenemos que hacer más para minimizar los aspectos negativos", añadió.   

Adelanto también que la compañía "está implementando" un nuevo centro de privacidad a nivel mundial "que colocará la configuración de privacidad central para Facebook en un solo lugar y facilitará a las personas la administración de sus datos".

Sandberg mostró así la intención de Facebook de cooperar con la UE y cumplir así los requisitos del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), una regulación que busca dar a los europeos más control sobre su información y sobre cómo las tecnológicas la utilizan, informó The Guardian.

"Nuestras aplicaciones se han enfocado desde hace tiempo en dar transparencia y control a las personas y esto nos da una base muy buena para cumplir con todos los requisitos del GDPR y estimularnos a continuar invirtiendo en productos y en herramientas educativas para proteger la privacidad", dijo Sandberg. 

Según la representante de Facebook, todos los usuarios "deben sentirse seguros", pero aclaró que ese control "es complicado, porque no hay una definición universal de lo que son mensajes de odio", aunque reconoció que "siempre podemos hacerlo mejor".
 . 
Por el momento, la UE no ha regulado las redes sociales, e instó a las empresas a luchar contra los contenidos ilegales, entre otras cosas firmando un código voluntario de conducta contra los mensajes de odio.   

La Comisión Europea advirtió este mes que podría endurecer l. legislación si las compañías no consiguen regularse a sí mismas, consignó DPA.

Este lunes, la empresa publicó una serie de medidas en su blog aceptando que había sido "demasiado lenta" para reconocer "el daño que estaba infligiendo a las democracias de todo el mundo".

"Me gustaría poder garantizar que los aspectos positivos [de las redes sociales] están destinados a superar los negativos, pero no puedo", escribió el gerente de producto de Facebook, Samidh Chakrabarti.