Desde su lanzamiento en 2009, WhatsApp creció en una de las plataformas de mensajería instantánea más populares del mercado, con más de 2 millones de usuarios confiando a la propiedad de Facebook sus conversaciones más personales. Consecuentemente, el interés en los chats ajenos creció con su popularidad, y la nueva ola de digitalización empujada por la pandemia del Covid no hizo más que impulsarlo. ¿Se puede hackear WhatsApp gratis y de forma efectiva?

Previo al establecimiento del cifrado de extremo a extremo, espiar en conversaciones ajenas era sorprendentemente simple. Solo bastaba con conectarse a la misma red de wifi para tener acceso al tráfico de la red y ver los mensajes que entran y salen de las cuentas de interés. Pero a partir de los ajustes en la seguridad de WhatsApp, hackear la plataforma se volvió más complicado.

¿Se puede hackear WhatsApp gratis y de forma efectiva?

En primer lugar, es importante remarcar que se trata de una conducta extremadamente tóxica y peligrosa. Si descubrís que una persona intenta acceder a tus conversaciones de Whatsapp, tenés que tenerlo en cuenta y tomar las medidas que consideres necesarias. Por otra parte, la plataforma implementó en los últimos meses más medidas para intentar garantizar que la privacidad de los usuarios no pueda ser vulnerada.

 

A pesar de tratarse de una actividad ilegal, los métodos para hackear WhatsApp continúan apareciendo a lo largo y ancho de la Internet. Sin embargo, la mayoría de estas alternativas solo logran poner en riesgo al "espía", incitando la descarga de softwares malignos que frecuentemente terminan siendo virus. A continuación listamos las opciones más populares para hackear WhatsApp, y explicamos por qué no hacen lo que prometen:

Aplicaciones "espía" para Whatsapp: un fiasco

A pesar de que Google Play Store no permite este tipo de prácticas, hay decenas de aplicaciones listadas en su tienda que prometen "espiar" a los usuarios de WhatsApp. Si buscamos "espiar WhatsApp" aparecen decenas de aplicaciones; si bien resulta llamativo que la tienda de aplicaciones de Google no bloquee este tipo de ecuaciones de búsqueda, la realidad es que estas apps nunca hacen lo que prometen.

En vista de que no es posible espiar el historial de conversaciones, gracias al cifrado de extremo a extremo que WhatsApp colocó sobre los chats, las aplicaciones que aparecen en Play Store aprovechan uno de los pocos datos que nos ofrece WhatsApp queramos o no: información sobre si la persona está online o no. WhatsApp permite ocultar la última hora de conexión, pero informa siempre si la persona está conectada.

En la mayoría de los casos, las aplicaciones "espía" terminan infectando el dispositivo donde son descargadas.

Este tipo de aplicaciones permiten registrar los números de teléfono que queramos para notificarnos sobre conexión y desconexión, algo bastante lejos del espionaje y que acaba resultando muy molesto, ya que recibes decenas de notificaciones (conexión, desconexión, conexión, etc) que acaban siendo completamente absurdas.

Más allá de estas aplicaciones, fuera de Play Store también hay un amplio abanico de servicios que prometen poder espiar WhatsApp. Por suerte, Google Play Protect bloquea la instalación de este tipo de apps en la mayoría de los casos, ya que son software dañino.

WhatsApp Web

¿Es posible hackear WhatsApp desde su versión de escritorio?

Una solución que parece simple y efectiva a la hora de hackear WhatsApp es acceder a una cuenta a través de la versión de escritorio. Una vez conectada la cuenta a una computadora, WhatsApp Web permitirá acceder a los chats como si fuese el mismo usuario. Aunque este método promete ser infalible, la realidad es que es prácticamente imposible.

Para lograr hacer uso de este método, pimero es necesario tener acceso físico al teléfono donde la cuenta objetivo está alojado, conseguir desbloquearlo y escanear el código QR que ancla una cuenta a una sesión de WhatsApp Web. Además, para sumar seguridad para los usuarios, ahora es necesario acceder a través de la huella o el patrón.

Aún si se consigue hacer esto, WhatsApp avisa a sus usuarios cuando un nuevo dispositivo se conectó a su cuenta, y el usuario puede verificar los dispositivos que se encuentran linkeados a su cuenta en cualquier momento a través de la pestaña Dispositivos vinculados disponible en el menú desplegable de la app. Una vez allí, si existe una sesión desconocida al usuario, solo debe clickear sobre su nombre para cerrarla.

Copias de seguridad

WhatsApp permite guardar una copia de seguridad de tu cuenta en un almacenamiento externo.

Otra técnica que algunos portales ofrecen es acceder a las conversaciones ajenas a través de las copias de seguridad que WhatsApp genera regularmente. La idea es acceder, a través de herramientas o softwares específicos, a los chats replicados en las copias de seguridad.

Este método prueba poco eficiente gracias a la inclusión de Google Drive. Desde hace ya algunos años, las copias de seguridad de WhatsApp se guardan en el servicio de almacenamiento externo de Google. Esto añade una capa extra de seguridad a las copias, que son protegidas por los sistemas del gigante informático.

Además, para poder acceder a las copias, el atacante necesitaría contar con el código de inicio de sesión que WhatsApp envía por SMS al iniciar sesión en un nuevo dispositivo. De ahí que sea tan importante ignorar los mensajes que nos piden este tipo de códigos de verificación.

Ver comentarios