El debate por la legalización del aborto cada vez se torna más caliente. Ya no es solo entre adultos, diputados o en programas de televisión, sino que alcanzó violencia física entre menores.

Leslie es una chica de 12 años que vive en Claypole. Como muchas personas en estos últimos meses, lleva consigo un pañuelo verde en manifestación a favor de la legalización del aborto. El domingo no fue una excepción, pero nunca creyó que esto podría tener consecuencias impensadas.

Leslie fue víctima de una brutal paliza.

Mientras se encontraba hablando con sus amigos, un grupo de personas con una chica llamada Milagros Orellana (según sus redes sociales) a la cabeza, la cual estaba embarazada, increpan a Leslie preguntándole si estaba a favor del aborto: "Yo estaba con mis amigos en una plaza como cualquier chico de nuestra edad con mi pañuelo a favor de la campaña del aborto en mi mano derecha, y llega esta chica preguntando quién estaba a favor del aborto, a lo que le dije que yo" cuenta la nena en dialogo exclusivo con Crónica.

En ese instante, la joven (se cree que tiene entre 17 y 18 años) comienza a agredir a Leslie pero como esta no respondía, la discusión se tornó más agresiva. "Al rato llega con una amiga, y me empiezan a apurar, diciendo que no tenía justificación, hasta que esta chicha Milagros me invita a pelear". Ella se niega y le explica que no es así y no está acostumbrada a pelear, "menos con una chicha que está embarazada", a lo que la agresora le dice "me vas a tener que pegar igual", dándole una cachetada.

En los segundos siguientes, el video (filmado por una amiga de la chica embarazada) muestra cómo la joven golpea a Leslie. "Me agarró del pelo, me tira piñas y me empieza a dar patadas en el piso. Si yo le hubiera pegado, ahora la historia sería distinta", destacó la víctima.

Al ser consultados si hicieron la denuncia, los padres de la joven aclararon que no ya que "no sabemos quién es, ni dónde vive, y además porque Leslie estaba muy mal".

"Yo estaba muy mal, porque publicaron el video en las redes para reirse de mi y eso me puso muy triste", cerró.