No se sabe con exactitud de dónde proviene, pero lo cierto es que la bondiola a la parrilla es un plato fundamental en el asado argentino y, por ende, en su gastronomía. Desde los restaurantes más exclusivos a las parrillas móviles sobre sus carritos, una buena bondiola al pan no se le niega a nadie.

Al sándwich se le pueden agregar infinidad de verduras y condimentos, pero la verdadera estrella del plato es la bondiola. Este corte de cerdo perteneciente a la parte del cogote o pescuezo deshuesado del animal, al estar infiltrado con vetas de grasa, posee una carne bien tierna y jugosa que se luce al cien porciento cuando se la prepara asada a la parrilla. Para saciar el antojo, esta receta enseña a preparar la mejor bondiola para comer andando:

Ingredientes

  • 1 bondiola de 2 kg.
  • Cantidad necesaria de pan francés.
  • Cantidad necesaria de carbón.
  • Sal a gusto.
  • Chimichurri, tomates, salsa criolla, etc. (opcional).

Preparación

Si se busca una bondiola tierna y jugosa, la preparación tendrá que empezar el día anterior. Para que la carne adquiera todo el sabor que le extraen las brasas de la parrilla, necesita un largo rato de maceración.

Preparar el adobo para la bondiola

  1. En un bol mezclar el jugo de un medio limón, un chorrito de vinagre y un generoso chorro de aceite de oliva. Agregar ketchup, miel, mostaza, azúcar y pimentón a gusto.
  2. Pelar y triturar 2 dientes de ajo (sin la parte central) y añadir al bol. Mezclar todo nuevamente y añadir la bondiola.
  3. Masajear el adobo en la carne cubriendo todos sus lados. Tapar la bondiola con papel de film y dejar que macere en la heladera hasta el día siguiente (o un mínimo de 10 horas).

Modo de preparación

La receta para preparar una bondiola jugosa ideal para comer a pie.
  1. Salar completamente la bondiola.
  2. Preparar el fuego encendiendo el carbón.
  3. Una vez que el carbón encienda, repartir las brasas por el piso de la parrilla para calentarla.
  4. Cuando la parrilla tome temperatura, limpiar ligeramente los hierros con un diario viejo o un cepillo de acero para remover cualquier resto de comida de previos asados.
  5. Colocar la bondiola entera sin cortes.
  6. Dejar cocinar por 40 minutos. Durante todo el proceso de asado, pintar la pieza con el adobo sobrante para que no se reseque demasiado.
  7. Dar vuelta para que se cocine homogéneamente.
  8. Cortar los panes y si se prefiere tostarlos un poco en la parrilla.
  9. Una vez que se cocine bien, retirar la carne de la parrilla y cortar en fetas.
  10. Agregar chimichurri o las verduras que se desea. ¡A comer!

Bonus: bondiola desmenuzada al pan

La bondiola desmenuzada es otra opción para disfrutar de esta deliciosa carne andando.

Para sacar aún más provecho del jugoso sabor de la bondiola, otra alternativa es el sándwich de bondiola desmenuzada. Utilizando los mismos ingredientes, vamos a condimentar la bondiola con aceite de oliva, sal, pimienta y curry para luego sellar en la parrilla 7 minutos por lado.

Una vez sellada, retirar la bondiola de la parrilla y envolver en papel aluminio agregando limón y cerveza. Asar por 30 minutos en cada lado hasta que este bien tierna. Ahora solo queda retirar la bondiola y desmenuzar la carne en un bol, agregando algo de salsa alioli. Al colocar este desmenuzado sobre el pan, tenemos un manjar digno del mejor parrillero.

Ver comentarios