Sin duda Francia es de los países europeos que más se destaca por su cultura culinaria. Los restaurantes de París son para el recuerdo de todo comensal, no solo por la calidad de sus platos sino por el romanticismo que inspiran. Tanto así que la gran productora de Disney decidió hacer una película en honor a uno de sus menúes predilectos: Ratatouille. 

Se trata de una auténtica delicia de verduras tiernas al horno con salsa de tomate, cuyo sabor entra primero por los ojos debido a su estétito aspecto. Están dispuestas en forma de espiral en una fuente, y el olor puede percibirse a metros de distancia ¿Quién dijo que comer rico es sinónimo de hamburguesa, pizza o papas fritas?  

A los niños parisinos les fascina, por lo que si piensas que tus hijos le huyen a las verduras, prueba con el Ratatouille. Te aseguro que te lo pedirán un millón de veces más. Se suele servir como guarnición frente alguna carne o pescado, pero también puede ser utilizado como primer plato. Cabe destacar que si bien caliente y recién hecha es deliciosa, los sabores se potencian tras días de conservación.  

La forma de disponer las verduras y hornearlas hace que queden tiernas y sabrosas.

No pierdas la oportunidad de cocinar rico para tus hijos, que se tentarán con el solo hecho de escuchar el nombre de la película. " Recetas de escándalo" trajo la versión más fiel, fácil, simple y con todos los trucos. 

Ingredientes

  • 3 tomates pera (como estos tomates suelen tener el mismo grosor, intenta que la berenjena y el calabacín tengan un grosor similar para que el tamaño de las rodajas coincida lo máximo posible.
  • 1 berenjena.
  • 1 calabacín.
  • 200 gr de salsa de tomate o tomate frito. Si quieres puedes preparar nuestra receta de salsa de tomate casera.
  • Tomillo seco o las hierbas que prefieras (romero, orégano…).
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación

  1. Lo primero a elaborar es la salsa de tomate casera.
  2. Para preparar la ratatouille, lavar bien las verduras con agua y secarlas con papel de cocina.
  3. Para agilizar esta receta al máximo lo ideal es utilizar una mandolina para que las verduras queden del mismo grosor (esto sirve para lograr la forma perfecta del ratatouille). Si no tenes podes cortar las verduras con un cuchillo bien afilado.
  4. Corta los tomates, la berenjena y el calabacín en rodajas finas, de grosor similar al de las fotos. Desechar los extremos de las verduras.
  5. Para quitarle el amargor a la berenjena colócala en un escurridor, espolvorea abundante sal y déjala que «sude» 30 minutos. Después lávala bien con agua y escúrrela.
  6. Coloca la salsa de tomate en el molde que hayas elegido, puede ser redondo que queda fenomenal aunque también puedes utilizar uno rectangular o cuadrado.
  7. Precalienta el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  8. Ahora viene la parte divertida, hay que ir colocando las verduras de forma alterna. En la fotografía hay un recipiente a modo de calzo para sujetar la primera rodaja de berenjena y que así todo vaya cogiendo forma. 
    Es recomendable ir tomando una rodaja de berenjena, otra de tomate y otra de calabacín, juntarlas en tu mano una encima de otra y colocarlas en la bandeja.
  9. Si te sobran verduras puedes utilizarlas por ejemplo salteándolas otro día pero no las tires. Hazlo hasta completar el círculo externo y sigue con la parte interior tal y como puedes ver en las fotografías.
  10. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima de las verduras, sal al gusto, pimienta negra recién molida y hierbas al gusto, en este caso he utilizado tomillo seco.
  11. Cubre el molde perfectamente con papel de aluminio para conseguir que las verduras queden tiernas pero no se quemen.
  12. Introduce el molde en el horno a altura media y deja que se hornee durante 1 hora.
  13. Al cabo de esa hora saca el molde del horno, quítale el papel de aluminio, sube la temperatura del horno a 190ºC e introduce de nuevo el molde.
  14. Hornea entre 20 y 30 minutos más y ve vigilando las verduras, estarán listas cuando se vean doraditas por encima pero sin llegar a quemarse.

Variantes de la receta

Puedes cambiar el tipo de verduras que incluyes, personalmente unas rodajas de cebolla e incluso de pimientos le van fenomenal. Y para rizar el rizo yo iría intercalando rodajas muy finitas de mozzarella, está increíble.

Juega con el aliño que le pones a las verduras por encima. Si te gustan los sabores italianos no dudes en incluir la mozzarella y además regar con aceite que habrás triturado con unas hojas de albahaca y un diente de ajo. 

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos