Los días nublados con temperaturas mínimas que no superan los dos dígitos provocan una sensación de frío interno que hiela los dedos de la mano y endurece la piel del rostro. Pero también tienen la capacidad de potenciar el hambre y los antojos a toda hora y en cualquier lugar, en la tarde especialmente. Las harinas en todos sus formatos suelen estar primeras en la lista al momento de saciar esta demanda.

La merienda de invierno tiene sus clásicos: mate, café con leche, mate cocido, tostadas, facturas, y cuando escasea el tiempo, un alfajor o unas galletitas pueden cumplir con el objetivo. Las comidas saladas tienen una tarea difícil para imponerse frente a lo dulce, aunque la combinación de jamón y queso tiene el éxito asegurado.

El tostado es su presentación más popular, un plato que puede llevarse a cabo con variados panes y siempre cuenta con la aprobación de los comensales argentinos. Sin embargo, el frío del invierno demanda aumentar la temperatura del menú que conforma la merienda. En este sentido, el pan relleno con jamón y queso gana el duelo contra el tradicional sandwich de cafetería

 

 

Esta receta se realiza con pan casero, lo que abarata los costos y permite incursionar en el arte de los panificados hechos en casa, en particular para aquellos que durante la pandemia no aprovecharon las largas horas de cuarentena para perfeccionar su técnica panadera.

Pan casero relleno de jamón y queso

Ingredientes

  • 1 kg. de harina 0000
  • 50 grs. de levadura
  • 25 grs. de sal
  • 200 grs. de manteca
  • 2 tazas y media de agua
  • una pizca de azúcar
  • 200 grs. de jamón y queso (para cada pan)
  • Ajo y perejil

Paso a paso

1- Colocar la levadura con el azúcar, un poco de agua y harina en un recipiente. Tapar y reservar.

2- En un bol introducir la harina con la sal y mezclamos. Agregar el agua y la manteca pomada.

3- Añadir la levadura y amasar unos minutos.

4- Dejar reposar la masa por unos 40 minutos. Fuera de la heladera y tapada.

5- Tomar la masa y dividirla en dos. Dejar reposar por 20 minutos.

6- Estirar los bollos con las manos y darle forma rectangular. Colocar el relleno e ir enrrollando. Tomar los extremos y doblar hacia adentro para que no se abra el pan en la cocción.

7- Luego de dejar descansar los panes, llevarlos a un horno a 180 grados aprox. A mitad de cocción pincelar con manteca derretida mezclada con ajo y perejil picado bien fino

Ver comentarios