Con las bajas temperaturas registradas este invierno, el cuerpo pide platos bien calientes que suelen dejarse de lado durante el verano y la primavera. Comidas como guisos, arroz con pollo, locro y pastas comienzan a repetirse en el menú semanal. El problema que surge al consumir este tipo de preparaciones de manera habitual es la considerable cantidad de calorías que aportan, considerando además que, muchas veces, se ingiere más de una porción. Una buena alternativa para darle al cuerpo el calor que necesita con un plato nutritivo y sabroso es recurrir a las sopas.

Con múltiples beneficios y pocas desventajas (¡cuidado con el exceso de sal!), las sopas son – o deberían ser- uno de los pilares del menú invernal. Aunque la recomendación es que se evite aquellos productos que son comerciales ya que al ser ultraprocesados, suelen incorporar mucho sodio y otros aditivos innecesarios en la alimentación.

Una forma práctica de tener siempre lista una porción es preparar sopas y caldos caseros en grandes cantidades y tenerlos guardados en la heladera o en el freezer en contenedores o bolsas aptas.

La preparación es muy simple, solo hace falta agua, vegetales de estación (no obligatorio) y hierbas para aromatizar. Combinalos como más te guste y cocinalos hasta que los vegetales estén tiernos.

Al finalizar, se puede colar la preparación para separar el caldo de los vegetales y usar estos para hacer alguna sopa de verdura, procesándolas y mezclándolas con más agua o leche descremada. Y con lo que sobró se puede obtener un caldo súper saludable, bajo en sodio que sirve para consumirse entre las comidas o como tentempié.

Sopa de cebolla, zapallo y chorizo

Ingredientes

- 2 dientes ajo

- 2 cebollas

- 1/2 zapallo

- 1 tomate maduro

- 1 chorizo chico

- 1 cucharadita pimentón dulce

- 600 ml. de agua

- 1 huevo

- 1 trozo de pan duro

El chorizo puede ser reemplazado por salchicha parrillera.

Paso a paso

1- Picar la cebolla y cortar los dientes de ajo en láminas.

2- Cortar el zapallo y el chorizo en pequeños cubos.

3- Hervir el zapallo.

4- Echar en una olla un chorrito de aceite y rehogar la cebolla junto con el ajo.

5- Cuando comiencen a ablandarse añadir el chorizo y la media cucharadita de pimentón dulce.

6- Luego incorporar el tomate rallado.

7- Cocinar 10 minutos, añadir el zapallo y agregar el agua con una pizca de sal. Cocinar a fuego bajo con la tapa puesta.

8- Por último, añadir el pan y el huevo. Remover unos minutos y apagar el fuego. Servir bien caliente.

Sopa cremosa de zanahoria y jengibre

Ingredientes

- 2 zanahorias medianas

- 4 rodajas gruesas de zapallo anco

- 1 cebolla grande

- 2 cubitos caldo de verduras

- Sal

- Jengibre a gusto

- 500 cc agua

- 500 cc leche

El jengibre posee propiedades curativas naturales: es antiinflamatorio y ayuda a combatir enfermedades respiratorias y digestivas.

Paso a paso

1- Cortar la zanahoria, el zapallo y cebolla. Colocar en una olla con el agua y la leche.

2- Añadir los caldos y cocinar hasta que las verduras estén tiernas. Procesar.

3- Agregar jengibre rallado y condimentar.

4- Acompañar con crutones. Se preparan con cubitos de pan (de cualquier tipo) horneados con una pizca de aceite de oliva.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos