La afectada perdió su visión y utilizará prótesis estéticas. 

Una joven  de 20 años, adicta a las metanfetaminas, se arrancó los ojos enfrente de una iglesia situada en el estado norteamericano de Carolina del Sur.

Kaylee Muthart se arrancó los ojos a plena luz del día, en medio de la calle Anderson, debido a una serie de alucinaciones que comenzó a experimentar bajo efecto de las drogas que había consumido. 

Según lo que relató su madre, su hija pensaba que el mundo "estaba al revés" y escuchó voces que le ordenaron que "sacrificara sus ojos".

Vecinos y lugareños que estaban dentro de la Iglesia cercana a donde ocurrió el episodio escucharon los gritos de la joven pero cuando se acercaron, ella ya tenía los globos oculares en las manos. 

La mamá de la víctima agregó que la chica ingería cristal desde hacía seis meses, un día que la joven mezcló marihuana con "meta". 

La afectada perdió su visión y utilizará prótesis estéticas para evitar el contagio de alguna enfermedad "Fue una lucha, ni siquiera puedo explicar esa sensación cuando me enteré, fue horrible", concluyó la mujer.