El reconocido chef Dante Liporaci emitió la semana última dos tuits con los que escrachó a la actriz Viviana Saccone y a la modelo Virginia Gallardo. En sendas publicaciones en la red del pajarito, el cocinero aseguró que un intermediario de las mujeres le pidió para ambas cenas en su local gastronómico a cambio de un canje: hacer publicidad en redes a su restaurante de alta categoría Molusca.

Por su parte, Gallardo bloqueó al chef, lo que fue mostrado con una captura por Liporaci en su cuenta de Twitter, con la leyenda "manguean y se enojan".

No mangueé ni me enojé", replicó la vedette en el programa televisivo Intratables, que se emite por América TV. Y, dirigiéndose a su interlocutora Nancy Duré, manifestó: "¿Sabés cuántos restaurantes me ofrecen canjes? Gracias a Dios. ¡Bienvenido el canje!”.

 

Gallardo, con ironía, expresó: “Hoy te digo la verdad: lo tengo que felicitar porque yo soy la que manguea el canje pero el que se ligó una movida de prensa de arriba, a costa mía y de Viviana Saccone, es él”.

Si bien la modelo reconoció que bloqueó al cocinero en sus redes, explicó que no fue por furia sino que lo realizó como lo hace siempre con “cualquier hater”

“Yo no pierdo un minuto”, contó y aseguró que no fue con mala intención ni con el propósito de ningunearlo.

Sin embargo, con cierto malestar, dijo con ironía no entender en qué momento Liporace posteó la captura del bloqueo porque era “fin de semana largo, cuando él debería estar trabajando”.

¿Qué dijo la modelo sobre el supuesto intermediario?

Cuando Marcela Tauro le pidió a Gallardo que identificara al supuesto intermediario del pedido de canje, la vedette se excusó de hacerlo al decir que ella trabaja con mucha gente que “le ofrece cosas”.

No obstante, reconoció que se trataba de un conocido suyo. Pero dijo que actuó sin su consentimiento. “No es la manera. Me lo admitió y me pidió disculpas”, contó y remarcó que, pese a eso, "es gente seria".

 

Luego, insistió con que no está mal pedir canje, pero consideró que no hay que desviar el foco y opinó que lo que debía reprocharse era la respuesta de Liporace, al estimar que resultó exagerada.

También puede dañar tu imagen. ¿Qué sabe quién le está escribiendo del otro lado? Él también agarró, escrachó, publicó... Encima, se hizo el importante y no corroboró nada. Nada de eso pasó de este lado”, finalizó.

Ver comentarios