En un vídeo que se hizo viral en internet se puede ver a uno de los dos seguidores haciendo pis en un vaso de cerveza antes de que el otro lo lanzara a la parte del estadio de Wembley en donde se encontraban los hinchas del West Ham.

Pese a que ambos declararon que lo que lanzaron era sidra, el Tottenham, que tiene como entrenador al argentino Mauricio Pochettino, los suspendió de por vida y les prohibió volver a entrar a su estadio.

"Este tipo de comportamiento es inaceptable y por ello hemos decidido sancionar de por vida a las dos personas que aparecen en el vídeo", explicó un portavoz del club.