En las redes sociales se viralizan todo tipo de contenidos. En el último tiempo, los usuarios eligen plataformas como TikTok, Facebook Twitter para contar sus experiencias en restaurantes, cadenas de comida rápida o patios de comida. Es así como un reconocido influencer compartió la situación que vivió en un local de cocina venezolana

Zachery Dereniowski, cuyo usuario de TikTok es @mdmotivator, es un influencer canadiense. En su país es reconocido por ser coach motivacional y por sus actos solidarios para ayudar a otras personas. Desde hace un tiempo su contenido en la plataforma de videos se viralizó debido a una maniobra que repite a menudopedir un vaso de agua en locales de comida. 

 

 

 

Cada vez que Dereniowski se acerca a un puesto de comida pide un vaso de agua con la excusa de que olvidó su billetera en la casa. Sin embargo, luego de esto realiza un pedido de comida y convence a la persona que lo atiende de que regresará al lugar para pagar la cuenta

En el video, que ya tiene casi tres millones de reproducciones, se observa al cajero y dueño del local atender con amabilidad el pedido del influencer, quien había solicitado comer una arepa o cualquier otro tipo de plato. 

El hombre se comprometía a volver media hora después para pagar su cuenta. El dueño del comercio le respondió que "no había problema" y comenzó a preparar la orden. También le consultó si le gustaba el picante y no faltaron las recomendaciones de platos.

 

 

 

Mientras el influencer esperaba por su comida intentaba conocer cuáles fueron los motivos que llevaron al propietario del local de comida venezolana a aceptar su pedido. La respuesta era simple: le pareció que tenía "cara de buena persona" y que se podía confiar en él. 

Toda la situación fue grabada en modo incógnito. En medio de la conversación también hubo tiempo de charlar sobre cuál es la parte más difícil de tener su propio negocio. Así el dueño le contó al influencer que el alquiler del local era caro y que a diario veía a las personas llorar por la situación económica que les tocaba atravesar. 

La conversación dio un giro inesperado cuando el influencer sacó de su bolsillo un billete de 500 dólares canadienses para entregárselo al comerciante, quien no podía creer lo que estaba pasando y pensaba que todo se trataba de un chiste.

 

Al final, el tiktoker le explicó la situación y el comerciante aceptó el dinero, el cual cubría el gasto de la comida y dejaba un margen grande de propina. No es la primera vez que el coach motivacional realiza estas acciones, ha repetido este modus operandi en más de una ocasión.

Ver comentarios