Se trata de Om Prakash, tiene 35 años, vive en India y padece eritrodermia, una extraña enfermedad en la piel que hace que se agriete, se torne negra y se desprenda cada 10 días. Él está convencido de que Dios lo maldijo.

Debido a su afección, Prakash esta limitado para caminar ya que la fricción hace que la piel se le rompa y sangre.

Sus vecinos lo ayudan con humectantes.

El hombre vive en la aldea de Sarjupura Bachedi, donde es muy querido por sus vecinos quienes lo llaman Tirku, que significa piel escamosa. También, le dan aceite para que pueda humectarse.

Al no poder afrontar un tratamiento médico, el hombre sólo visitó curandero, quien le dijo que Dios lo maldijo y nunca se curará.

Las piernas escamadas por su enfermedad.

Sus amigos no pierden la esperanza, esperan que el gobierno financie su tratamiento y puedan ayudarlo a llevar una vida más normal.