Un vuelo de la aerolínea United Airlines hizo un aterrizaje de emergencia en Honolulu, Hawaii, luego que este martes una parte de la cubierta del motor derecho se desprendiera en un vuelo proveniente de San Francisco, California.

Los pilotos aterrizaron con seguridad el avión en el Aeropuerto Internacional Daniel K. Inouye, se dirigieron a la puerta de embarque, y los pasajeros bajaron del avión como lo harían normalmente.
 

El ingeniero de Google, Erik Haddad, que iba a bordo y sentado en la ventanilla de una de las alas, pudo grabar y fotografiar el incidente, lo que ha dejado unas espectaculares pero aterradoras imágenes del suceso, que sin embargo terminó sin heridos ni incidentes mayores.
 
Así quedó el motor del avión Boeing tras la explosión

Los pilotos del Boeing 777-222 inmediatamente enviaron una llamada de socorro y se vieron obligados a realizar un aterrizaje de emergencia. En el tiempo que transcurrió hasta tomar tierra, el personal de cabina ayudó a los pasajeros a realizar un simulacro de aterrizaje de emergencia, en la postura de seguridad y tranquilizaron al pasaje.
Un comunicado de United Airlines aseguró que el vuelo aterrizó de forma segura. "El vuelo United 1175 que viajaba a Honolulu desde San Francisco aterrizó de manera segura después de que los pilotos pidieran un aterrizaje de emergencia debido a un problema con el motor n. ° 2. Nuestros pilotos siguieron todos los protocolos necesarios para aterrizar con seguridad el avión", dijo la compañía.