Con la masividad de internet, cambiaron indudablemente todas las relaciones interpersonales. Así también lo hizo la forma en que vendemos y adquirimos productos. En esta historia, un usuario de Twitter contó una situación que vivió luego de comprar un repuesto para su auto por la web, que seguro nunca va a olvidar.

El usuario @MartinHerrmann0 relató a través de su cuenta de Twitter cómo fue ofendido y maltratado por un hombre que vendía repuestos para vehículos por Mercado Libre. Resulta que le compró un producto y, como no le funcionó para la marca y modelo de su auto, hizo la devolución a través de la plataforma.

 

Al ver registrado el movimiento de retorno del ítem, el hombre se enfureció tanto que decidió escribirle al cliente por WhatsApp: le envió terribles mensajes de odio en texto y audio de una virulencia poco vista. Desconcertado, el chico decidió publicar una captura con los violentos mensajes que éste le envió, que se viralizaron instantáneamente.

“La próxima vez que compres fijate bien lo que necesitas”, comenzó escribiéndole el hombre ya en tono amenazante. “Así no le hacés perder tiempo y plata a la gente, negro de mier… hijo de mil put…”, continuó de forma completamente violenta.

“Compré un producto en Mercado Libre, no fue compatible con mi auto, hice la devolución y al rato me llegan estos mensajes del vendedor”, escribió el joven junto a la captura con la conversación que tuvieron.

“Uno que anda re suave, por suerte”; “Se despertó tranca”; “No desayunó el bro”; “Jajajaja ¿pero qué dice? ¿Cómo vas a reaccionar así porque se equivocó? Enfermos todos, trastornado”; “No se justifica ese nivel de violencia”, comentaron los usuarios, entre los 20.000 “me gusta” y los más de 1.400 mensajes que recibió la publicación.

Además, otros usuarios se lo tomaron con humor: “Le hubieras contestado "jaja como vas a tener nombre de jabón líquido"; “Tiene la voz de Pachu Peña”; “Unas ganas de comprarle de todo y devolver”; “Hay un poco de audio en el odio visceral”; “No me quedó claro si se enojó o no”; “Hay que hacerle una de Tangalanga”, bromearon en el hilo.

Solo unos pocos internautas opinaron que “Ariel” tenía razón, y que el joven debió haber chequeado que el producto coincida con la necesidad de su vehículo, ya que la devolución debe pagarla el vendedor: “Lo banco”; “Amigo, coincido plenamente con ariel, sos muyyy bol…”; “Está perfecto, pierde plata sos re gil”, lo apoyaron.

Ver comentarios