Los turistas suelen ser los blancos preferidos de los negocios abusivos. Es así que cada vez es más común que la gente acuda a las redes sociales para escrachar a los locales con precios excesivamente altos. Tal y como ocurrió con unos mexicanos que visitaron un restaurante de la costa colombiana y tuvieron que pagar una insólita y elevada cuenta.

El hecho ocurrió días atrás en un negocio de Playa Blanca, en la isla de Baru (Cartagena). La familia tuvo un día excelente: comieron, bebieron, escucharon música y hasta pasearon en lancha. Pero la diversión terminó cuando pidieron el ticket y se encontraron exorbitantes precios e inesperados recargos.

En una nota escrita a mano y en la que no se leía ninguna identificación lugar, se detallaba el total, equivalente a 1500 dólares, que incluía un insólito cobro de la propina, que llegó casi a los $27.000

El detalle de la factura (expresado en pesos argentinos):

  • 1 lancha privada: $30.493
  • 5 sancochos (un plato tipo sopa colombiano): $ 7.001
  • 1 picada familiar: $38.895
  • 26 cervezas: $ 36.405
  • 1 bolsa de hielo $ 1.244
  • 3 gaseosas grandes: $ 4.200
  • 1 ceviche de camarón $ 2.644
  • 7 estadías: $ 28.315
  • 1 bafle: $ 3.733
  • 7 Servicios de restaurante: $22.932
  • "Nuestro trabajo”: $ 26.448

El extraño concepto de "nuestro trabajo" llamó la atención de los turistas y realizaron el reclamo para no pagar el recargo. El caso se viralizó en las redes sociales y la Secretaría del Interior de Cartagena anunció el inicio investigaciones.

El caso causó malestar también entre los locales, pues un ciudadano colombiano se encargó de compartirlo en Twitter: "Esta gente es abusadora. Un restaurante en Baru - Cartagena cobrando comida a esos precios, no te dan una factura decente y te cobran una propina exorbitante. En Cartagena se necesita urgente que le metan mano a este asunto, dañan el turismo".

Según consignaron medios colombianos, este fue el episodio más reciente de abusos de precios a turistas en las playas de Cartagena, en donde en los últimos meses se reportaron varias estafas y cobros desmedidos.

De acuerdo con la Corporación de Turismo de Cartagena, citada por Blu Radio, los mexicanos pagaron la cuenta. Pese a conocer que era un cobro excesivo, las víctimas no pudieron establecer la denuncia formal, ya que no recordaron el nombre del establecimiento y tampoco a las personas que los atendieron.

“Logramos tener acceso y conversamos con uno de los turistas afectados. Nos confirma los hechos y también nos reporta que no recuerda nombre de establecimiento ni de las personas que lo atendieron por ende no procede a hacer una denuncia formal”, dijo Natalia Bohórquez, directora de la entidad.

 

“También hacemos énfasis en las recomendaciones que damos a los turistas: primero preguntar precios antes de consumir cualquier producto o servicio y verificar que el que los ofrece es un prestador autorizado, manifestó Bohórquez.

De acuerdo a El Universal, el pasado 5 de julio a un turista que visitó el mismo balneario le llegó la cuenta de 57,1 dólares por el servicio, sin incluir el consumo.

 

Ver comentarios