Jackie Hernández es una youtuber de origen mexicano, quien se hizo popular por publicar tutoriales en los que enseña a las jóvenes a maquillarse y que posee una cuenta con más de 2 millones de seguidores.

La modelo publicó esta foto en sus redes sociales semanas antes de la operación.

Durante casi 10 años llevo consigo unos implantes en sus pechos y hace tres en sus glúteos. Pero la influencer comenzó a sentirse enferma, con las defensas bajas y teniendo serios problemas de salud, según ella mismo afirma.

Después de una década portando esos implantes, ella decidió removerse las siliconas, y como en tantos otros términos de su vida, decidió mostrarlo a través de las redes sociales.

Fue en Instagram donde Hernández mostró la foto del "después" y dejó una reflexión para los jóvenes que piensen en realizarse una cirugía.

Esta es Jackie Hernández sin sus implantes.

En el posteo podía leerse: "Y así se ve mi cuerpo “libre de implantes” No puedo explicarles lo feliz �� que me sentí desde que desperté de la cirugía! Es extraño como la vida nos hace ver cosas que un día no vimos y yo no puedo creer que fui capaz de hacerle pasar este mal rato a mi cuerpo con unas bolsas tóxicas de silicón".

La decisión surgió a raíz de complicaciones que Jackie enfrentó con su salud. Sufría de resfriados frecuentes y cansancio extremo porque su cuerpo estaba rechazando esos objetos.

La última foto de la influencer con sus implantes.

La mujer afirmó que no está en contra de las cirugías estéticas, pero sí teme al hecho de que los objetos extraños tarde o temprano generan efectos en el cuerpo, y agradeció a sus seguidores por sus muestras de cariño.