Más de 400 productos son solicitados por mes en China. (Imagen ilustrativa)

Una empresa China fabricó muñecas sexuales que hablan y tocan música y causaron furor entre la población. Más de 400 productos son solicitados por mes en el país. Expertos aseguran que el éxito se debe a la soledad que sienten solteros y ancianos.

La poca cantidad de mujeres que hay en China llevó a una empresa a lanzar muñecas inflables que hablan, tocan música y realizan otras actividades. Los productos son realizados a medida para los clientes, quienes pueden elegir la altura, tamaño de pechos, cantidad de bello púbico, color de piel, ojos y cabello del artículo sexual. 

Las señoritas de silicona, que cuestan 4 mil dólares, son altamente demandadas y, por lo tanto, deben producir más de 400 por mes, en un taller situado en la ciudad de Dalian. 

Especialistas lograron que las muñecas sean capaces de expresarse gracias a procesos de inteligencia artificial. "Pueden mantener conversaciones profundas y ayudar con las tareas domésticas. En el futuro incluso podrán prestar asistencia médica", afirmaron. Además, tienen Wi-Fi, responde a las órdenes vocales y puede ser controlada vía smartphone.