Las imágenes muestran las macetas tiradas por el suelo y las plantas de marihuana dañadas. Las verdaderas estrellas del video, sin embargo, son los dos gatos, que apenas pueden moverse.
 


"Las lámparas de cultivo se habían estropeado, así que saqué las plantas al porche durante unos 15 o 20 minutos. Cuando salí para volverlas a llevar a la sala de cultivo, mis gatos se las habían comido todas", expresó la mujer en el video que ya es viral.