Una vez más, Soy Camarero lo hizo de nuevo. La reconocida cuenta de Twitter, creada y manejada por el español Jesús Soriano, encargado de recopilar la información necesaria, experiencias y reseñas sobre las malas vivencia que tienen que pasar los empleados del sector gastronómico, ya sea los malos ingresos que tienen hasta una mala forma de dirigirse hacia ellos. 

Esta vez se refirió a la conducta y la manera de expresar de un cliente. Cómo es de público conocimiento, Google brinda la opción de calificar a los restaurantes para que sea una referencia a las personas que aún no han ido a comer allí. Pero, algunas veces los que asisten, tienen  una mala manera de referirse al lugar o no cuentan la historia completa.

Por esa razón, @soycamarero escribió en la red social del pajarito: "Necesitamos urgente una app donde puntuar a los clientes...", y compartió una captura de pantalla en la que se puede leer la versión del cliente y el testimonio del propietario del comercio.

La Masseria, restaurante ubicado en Torre del Mar, Málaga.

La persona que calificó con una estrella al restaurante la Masseria, en Torre del Mar, Málaga dijo que tuvo una mala experiencia. Su justificación fue que tuvieron que pedir "varias veces" la bebida, "hasta que la han traído", manifestó el usuario.

Además, hizo una queja por las porciones que sirvieron en los platos. "Raciones de entrantes que han venido después de pedirlas varias veces, casi al final de la comida". Y no terminó ahí. Según el cliente, la comida fue "desorganizada" porque a algunos le llevaron la comida cuando otros ya habían terminado de comer.

La persona detrás de la reseña de Google se mostró molesta por la cantidad de alimento que tenía la paella que habían pedido. "Muy escasas para el precio que tenían, estaba buena pero muy muy escasas las raciones de paella y caras. No las recomiendo para nada", finalizó el usuario. 

La queja del cliente.
La queja del cliente.

La respuesta del propietario

Por supuesto que el dueño del lugar no dudó en responder ante la inquietud que presentó este cliente. Como todo emprendedor, le gusta tener una buena reputación ante la sociedad, por lo que no le pareció correcta la calificación de esta persona.

"Siento que no te gustara la experiencia", comenzó el texto del propietario. "A mí tampoco, mesa para 12, paella para 4 que compartisteis entre 8, con razón las raciones eran pequeñas", dijo el hombre.

 

El señor dijo que se los trató estupendamente y reconoció un pequeño error del restaurante. "Un tinto de verano que se olvidó de segunda bebida". De todas maneras, "las demás bebidas salieron a su tiempo". 

Con respecto al pedido de las entrantes, contó que pidieron unas bravas que "salieron al momento y en mitad del servicio unas patatas con alioli que salieron después". Pero lo que molestó al emprendedor es que se quejaron del precio cuando era un grupo muy grande.

La respuesta del dueño del restaurante.

"Total 12 personas, 95€. Y eso es caro? Pues yo tampoco te recomiendo como cliente y no deberías de ir así por la vida, hay que intentar ser mejor persona", concluyó el dueño de  la Masseria.

El cruce completo

Ver comentarios