Las imágenes se volvieron virales en las redes sociales.

La flamante madre estadounidense se informó sobre los beneficios que consumir la placenta de su bebé, preparó bombones con ella y mostró el proceso de cocina a través de la red social Snapchat

Kiley Whitworth hizo un tutorial de cómo cocinar la placenta de un bebé y convertirla en chocolates. "Tenía dudas porque sé que es asqueroso pero después de investigar los beneficios para la salud, decidí que era una oportunidad única en la vida", manifestó.

Agregó: "Casi todos los animales comen su placenta, por lo que obviamente hay una razón para eso".

La mujer explicó que primero, cocinó la placenta al vapor. Luego, la cortaron, la deshidrataron junto con el cordón umbilical y le sacó el amniótico. Para concluir, le sumo el polvo de chocolate e hizo los bombones. 

Primero cocinó la placenta al vapor. 
En segundo lugar la deshidrataron.

 

Le sacaron el amniótico.
Mezcló la placenta con el chocolate.
Realizó los bombones.