Jef Warren y su hijo estaban de viaje en barco en la isal Wolf en el estado de Georgia ( Estados Unidos), cuando avistaron el cuerpo sin vida de una extraña criatura que yacía en la orilla. El ser en cuestión tenía una cola larga y dos aletas, así como un cuello largo y una cabeza diminuta, aspecto muy parecido al que la cultura popular atribuye al monstruo del lago Ness. 

El hombre explicó que vio cómo los pájaros se estaban comiendo el cuerpo inerte, por lo que decidió acercarse al lugar. Warren dijo que más tarde le contaron una leyenda local acerca de un ser llamado 'Alty', que sería la versión local del monstruo del lago Ness. 

Hasta el momento, los expertos no fueron capaces de determinar qué clase de animal es el que se ve en las fotos y videos publicados. Según Dan Ash, director del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU., es difícil determinar la especie del ser hallado porque "algunos animales marinos tienen una forma de descomposición en la que pueden parecerse a una criatura prehistórica".