Una de las características más particulares que tiene la India, además de sus paisajes y culto al hinduismo, es la vasta población de monos que la frecuentan sobre todo en las calles, donde hace pocos días la policía local reportó la muerte de un hombre de 30 años, a manos de un simio que le arrojó un ladrillo en la cabeza desde un segundo piso de un edificio, y lo mató de manera instantánea.

Lo cierto, es que la policía local confirmó que Mohammad Kurbaan, de 30 años, falleció tras recibir un golpe en la cabeza con un ladrillo que caía en la zona de Nabi Karim, en el centro de Nueva Delhi.

Kurbaan, que vendía bolsas en una tienda de la zona, se derrumbó tras ser golpeado con el ladrillo y fue trasladado al hospital, donde los médicos declararon su muerte.

Mientras investigaba, la policía descubrió que el propietario del edificio desde el que se arrojaron los ladrillos había dejado dos ladrillos encima de un tanque de agua para evitar que los monos lo abrieran, pero los animales tomaron los ladrillos y el mono asesinó a una persona.

India: otros problemas con los monos

La policía informó que el grupo de monos había logrado quitar ambos ladrillos, arrojando uno a Kurbaan y el otro a una terraza cercana. Los monos salvajes estuvieron causando estragos en el distrito de Shamli de Uttar Pradesh en el norte de la India, y las autoridades locales tomaron medidas enérgicas para evitar que los monos ataquen a los habitantes de la ciudad.

El comisionado municipal Anunaya Jha de la ciudad de Mathura dijo: "Los monos serían capturados en el área del templo Bankey Bihari Vrindavan, Chaubia para y el área del templo Dwarkadhish en Mathura en la primera fase del programa y serían liberados en las áreas forestales". Los residentes locales afirman que también hubo ataques diarios de monos contra niños.

Los monos no son las mejores mascotas que se podrían tener, pues en ocasiones suelen ser bastante agresivos. De bebés son adorables y dulces, pero una vez que llegan a la pubertad (alrededor de los 3 años) su comportamiento cambiará por completo. Se volverán impredecibles, agresivos, ingobernables y peligrosos, a menudo muerden y rascan incluso a su cuidador favorito.

Los primates, naturalmente, quieren ser los que están a cargo de un grupo, esto significa que, en general, se vinculará con una persona que cree que está a cargo, y luego percibirá a todos los demás como enemigos y atacarán a los humanos para mantener su estatus en el grupo. Las situaciones pueden ser devastadoras y llegar a los extremos, como el hombre que perdió la vida en la India luego que el mono le arrojara un ladrillo.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos