Un episodio increíble fue el que ocurrió el jueves en Rosario, cerca de la cancha de Newell's.

Policías que rondaban por la zona vieron a un hombre en medio de una pelea callejera, pero cuando intentaron separarlo, éste se defendió arrojándoles el contenido de su bolsa de colostomía, es decir, sus heces. Pero como no logró detenerlos, los amenazó con una trincheta.

 

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió este jueves en las inmediaciones del Coloso del Parque. Los agentes habían sido convocados a la zona por una pelea callejera. Cuando los "púgiles" notaron la presencia de los uniformados, echaron a correr pero uno de ellos se quedó y les hizo frente.

Los amenazó con arrojarles su bolsa de colostomía y cumplió. Cuando los agentes se le acercaron, este hombre, de 35 años, se la arrancó y lanzó el contenido contra los uniformados. Después sacó una trincheta y lastimó a un suboficial. Finalmente, lograron detenerlo.

Fuente: Rosario 3