Un hombre oriundo de Estambul, en Turquía, estuvo a punto de convertirse en asesino y fue según sus palabras “por vago”. Cualquiera diría que se tomó a pecho la frase de “tirar la casa por la ventana”, es que decidió arrojar su viejo sofá de tres cuerpos por el balcón y casi aplasta a una mujer.

Según contó el sujeto, identificado como Mesut Duran, compró un sillón nuevo y le dio flojera bajarlo por las escaleras así que decidió tirarlo por la ventana de su casa. “Compré un nuevo sofá y debía bajar este a la basura pero me dio pereza hacerlo por la escalera, así que miré por la ventana y, como no venía nadie, lo lancé”, contó a medios locales.

El problema fue que justo en ese momento iba saliendo una mujer del edificio y se salvó por apenas unos centímetros de ser aplastada por el mueble. Las cámaras de seguridad del edificio captaron el momento exacto de la caída y de la sorpresa de la mujer.

Mi vecina tuvo suerte de escapar, pues habría muerto. Casi me convierto en un asesino”, lamentó Durán.

Algo que llamó la atención en esta historia, es que lejos de enojarse o al menos insultarlo, la vecina solo atina a mirar hacia arriba, saludarlo y seguir su camino.

El caso de la actriz porno

Claramente, este episodio que bien podría ser de un dibujito animado, no es el primero. El año pasado, una joven rusa que filmaba un video erótico tiró dos llantas por la ventana, con tal mala suerte que fueron a parar a la cabeza de una adolescente que pasaba ocasionalmente por el lugar y que terminó con graves lesiones.

Las imágenes mostraron a Viktoria, una modelo de 22 años, desnuda, y arrojando diversos objetos por el balcón. La temática del video quería emular una pelea de ella con su marido, y que por el enojo ella tiraba las pertenencias de éste al vacío. "Lo estoy tirando. Prometí tirarlo. Levanta la cámara. Así está mejor", dijo Viktoria segundos antes de dejar caer la rueda grande por una ventana.

No se sabe en qué terminó este caso, pero en su momento la policía rusa reportó que habían realizado una investigación por “negligencia y graves daños a la salud” al dejar caer los dos neumáticos de automóvil desde una ventana en su bloque de departamentos residenciales de Moscú.

Mirá el video de la caída del sofá