Una estadounidense de 36 años fue condenada a 6 años de prisión por inventar que su hijo tenía cáncer y someterlo a 13 cirugías para llamar la atención. El menor quedó bajo la protección de su padre. 

Kayle Bowen Wright tiene 36 años y está acusada de maltrato infantil ya que inventó síntomas falsos y provocó síntomas reales para que parezca que el nene estaba enfermo y, de esta forma, poder llevarlo al médico. En total, lo trasladó unas 300 veces al centro médico, según los registros. Incluso, lo convenció de que tenía cáncer.

La razón fue que la mujer padece Síndrome de Munchausen, un trastorno que consiste en la invención de sintomas de una persona por parte de otra. La mayoría de los casos son madres que proyectan enfermedades en sus hijos y terminan provocandola, creando una historia y provocando síntomas. 

Pese a que el padre del menor, Ryan Crawford, trató de convencer a los profesionales de la salud que su hijo no necesitaba ninguna de estas cirugías, nadie le prestó atención hasta que llevó el caso ante la justicia. 

Luego de varios años, este hombre juntó el apoyo de profesionales y en conjunto lograron realizar una denuncia ante los Servicios de Protección Infantil. Como resultado, las autoridades separaron a la mujer de sus tres hijos y los pusieron bajo custodia de su padre.

En tanto, el juicio continuó y, finalmente, la acusada fue condenada a seis años de prisión por un juez de Dallas, Estados Unidos. Además, aseguraron que la acusada debe recibir ayuda terapéutica antes de volver a ver a sus hijos. 

Ver más productos

María de Jesús Buen Pastor, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beata María de Jesús Buen Pastor

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos