Se trata de Jillian Williams de 20 años, nacida en la ciudad texana de Odem, quien se destacó en el concurso de belleza del Miss Teen USA y en como jugadora de voleibol de la universidad.

En febrero del año pasado, cayó en un pozo depresivo cuando le diagnosticaron sarcoma de Ewing, un raro tipo de cáncer de huesos.

Sin embargo, optó por una “cirugía de rotación”, un procedimiento que requería que los cirujanos le retiraran la porción media de la pierna. Luego, el pie, el tobillo y la espinilla se giraron 180 grados y se volvieron a unir a la parte superior de la pierna para actuar como la articulación de la rodilla, que se desliza hacia la parte inferior de la prótesis.

Ahora, Jillian tiene esperanzas para el futuro y sueña con ser la primera persona amputada de Miss Texas y representar al equipo nacional estadounidense en el voleibol Paralímpico.

Así era Jillian antes de sufrir su enfermedad

 

La operación le devolvió la esperanza