Una lluvia extrañamente oscura cayó sobre la prefectura de Saitama, una de las regiones de Japón el pasado 2 de marzo. El fenómeno generó temor y preocupación entre los residentes japoneses debido a su coloración, según informó SoraNews.

Muchas teorías se elucubraron para dar una explicación a la inusual precipitación, que en el suelo parecía mezclada con hollín. Desde la supuesta incineración de cuerpos infectados por coronavirus, hasta la lluvia nuclear, pasando por el incendio de un almacén o la contaminación, fueron algunas de las hipótesis que surgieron. 

Algunas de las publicaciones que dan cuenta del fenómeno. 

Sin embargo, la alcaidía de la prefectura se pronunció sobre el fenómeno y aseguró que el análisis de la radiactividad del líquido grisáceo no arrojó resultados fuera de lo común. Asimismo, indicó que las autoridades intercambiaron información con la Oficina de Gestión Ambiental de la prefectura y trabajan "para comprender la situación".

Los usuarios publicaron fotos en las redes sociales.