Una mujer australiana debió adelantar el parto dos semanas por el gran tamaño que estaba adquiriendo su bebé y dio a luz a una pequeña de casi seis kilos. "Es una pequeña luchadora de sumo", dijo la madre al ver a la menor. 

Emma y Daniel Millar, los padres, le dieron la bienvenida a Remi Frances Millar en el Hospital de Wollongong, situado en el sur de Sidney. Médicos debieron practicarle una cesárea de urgencia a la embarazada al notar que el bebé había desarrollado un tamao enorme. 

"Mientras que el promedio del peso de un recién nacido es de 3,3, Remi llegó al mundo con 5,8 kilos cuando tenía 38 semanas y dos días. Se debió realizar un parto de urgencia aunque la nena ni siquiera se había desarrollado por completo", explicaron profesionales de la salud. 

"Si bien sabíamos que la pareja iba a dar a luz un bebé más grande que el promedio debido a la diabetes gestacional de la madre, jamás imaginamos que llegaría a tanto. Fue una gran sorpresa", agregaron.

En tanto, la madre manifestó haberse enamorado de su pequeña en el mismo instante en que la vio y expresó: "Es mi pequeña luchadora de sumo". Además, relató: "Cuando camino con ella, la gente me pregunta por su tamaño. Están impactados, no me creen que se trata de una recién nacida".

De acuerdo con difundido, la bebé, que está en perfecto estado de salud, es el tercer hijo de la pareja. "Ya tenemos experiencia con bebés grandotes, nuestra segunda hija nació con 5,5 kilos, un poco menos que su hermana menor", concluyeron los padres. 

Los padres junto a sus tres hijos.
La bebita recién nacida pesó casi 6 kilos.

Ver más productos

San Diego Alcala, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Diego de Alcalá

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos