Un hombre llamado Greg Gay encontró una enorme cruz en la playa de un complejo turístico de Fort Lauderdale, en  Florida, Estados Unidos.

Este objeto, según contó Gay apareció flotando en el mar y luego llegó a la arena. En principio el extraño fenómeno atemorizó a los lugareños quienes la consideraron una señal apocalíptica, aunque más tarde otros vecinos y turistas se tomaban fotos.

La inmensa cruz esta completamente cubierta por crustáceos y mide 6 metros de alto, al tiempo que conserva su pintura de origen.

"No podía creer que flotara hacia nuestros pies" dijo Greg aun sorprendido y recordó que la cruz fue "hasta donde estábamos nosotros".

Ante la consulta de la prensa el hombre que la descrubió comentó: "Me sentí maravillado. Algo así sucede una vez en la vida". "De haber estado allí 10 minutos antes o 10 minutos después no la hubiera visto", agregó Gay quien ahora se muestra con "más fe".

Con el correr de los días, el crucifijo se transformó en la nueva atracción de lugar. Tanto es así, que los dueños del balneario convocaron a un cura para que celebre una misa y bendiga el crucifijo.

Por último, las redes sociales ahora se debaten si es una señal divina o el anuncio del mismisimo apocalípsis. En tanto, creen que el crucifijo podría pertenecer a una iglesia de Puerto Rico arrasada por el huracán María en septiembre de 2017.
 


Más fotos
 

La gente visita día y noche la cruz para sacarse fotos. (Facebook: Greg Gay)
Así luce ahora el enorme crucifijo. (Facebook: Greg Gay)
Turista aprovechan para llevarse este recuerdo. (Facebook: Greg Gay)
De esta manera fue vista la cruz. (Facebook: Greg Gay)
Gay posando con la cruz que encontró. (Facebook: Greg Gay)