Ocurrió en un albergue mexicano situado en Hidalgo.

Dueños de un centro de adopción de México realizaron una piñata gigante llena de croquetas y la lanzaron frente a los hocicos de decenas de perritos, quienes saltaron y brincaron completamente entusiasmados para destrozar el obsequio y comerse el contenido.

El video filmado en el albergue situado en Pachuca, Hidalgo, enterneció a miles de usuarios quienes se encargaron de compartirlo y volvieron al momento viral en pocas horas. 

Los propietarios del hogar manifestaron que lo hicieron con "mucho amor" y grabaron el video para las personas que "amablemente brindaron su granito de ayuda para que este día sea posible".