Una mujer identificada como Gloria, de 37 años, ingresó al hospital público Rubén Leñero de la Ciudad de México y pidió auxilio a los doctores porque no soportaba los dolores producto de un presunto embarazo perdido.

Gloria alegaba que el bebé ya no se movía y necesitaba un aborto urgente. Al ser revisada por los médicos, no pudieron detectar los latidos. Sin embargo, a la hora de practicarle las radiografías encontraron "bultos extraños y sospechosos".

La mujer hospitalizada. (Twitter).

Los profesionales enviaron a la paciente al Hospital de la Mujer, especializado en ginecología y obstetricia. Al ser intervenida, los cirujanos descubrieron que en su vagina tenía aproximadamente dos kilos de marihuana.

Los bultos habían provocado severos daños internos y si no se hubiese realizado la intervención, podría haber muerto.

La marihuana con sangre producto de los daños ocasionados. (Twitter).

La droga estaba envuelta con cinta canela y todavía tenía tierra y basura. La doctora responsable de la cirugía, Lourdes Yánez, extrajo la droga y la entregó al Ministerio Público.

En su declaración, la mujer dijo que vivía en Ixtapaluca, México, pero se negó a decir el origen y destino de la droga.

Las pruebas fueron entregadas a la Justicia. (Twitter).

La mujer continúa hospitalizada en calidad de detenida, y está bajo vigilancia de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México, mientras se recupera para ser juzgada por el delito de narcomenudeo.